Hay iluminación inteligente en la vía de circunvalación de Otavalo

OTAVALO.- La Empresa Eléctrica Regional del Norte (Emelnorte), desarrolla varios proyectos de alumbrado público en los diferentes cantones de su área de concesión, incluido Otavalo. En este sentido, la obra referente a la vía de circunvalación de la ciudad, ya es un tema consumado.

“Emelnorte dentro de su área de expansión de alumbrado público, ha considerado varios cantones en el actual proceso, entre ellos: Otavalo, Ibarra, Cayambe y Tulcán; para un proyecto de iluminación telegestionada, que es una iluminación inteligente por medio de iluminarias tipo led, las cuales son controladas desde nuestro centro de operaciones, desde donde se puede monitorear cuáles están encendidas o apagadas. Esta es una nueva tecnología que estamos aplicando”, informó Robinson Mejía, director de distribución de Emelnorte.

Hace unos meses el Ministerio de Transporte y Obras Públicas finalizó la remodelación de la vía de circunvalación de Otavalo, por lo que la obra de alumbrado público de Emelnorte es considerada por muchos como una obra complementaria, más allá de que es un proyecto independiente de la entidad.

“Nosotros tenemos nuestro propio presupuesto para la expansión del alumbrado público cada año, para poder atender a nuestros clientes”, explicó el funcionario.

La presente obra tiene un perímetro comprendido entre la entrada norte y salida sur de Otavalo, desde el semáforo de Peguche, hasta el redondel de la Magdalena, es decir, aproximadamente unos 4 kilómetros de extensión.

“No había alumbrado público desde Peguche hasta el redondel, era muy oscuro, entonces intervenimos en este lugar porque vimos que era muy necesario tener esta iluminación. El cantón Otavalo es uno de los atractivos turísticos que tenemos en el país, por ende requería intervención”, agregó Mejía.

El presupuesto invertido en esta magna obra para los cuatro cantones mencionados, ronda los USD 500 mil. En cuanto al objetivo de la misma, Mejía comentó: “El objetivo es mejorar la calidad del alumbrado público en eficiencia y en reducción de consumo de energía, además de la seguridad vial que está directamente vinculada, tanto para conductores como peatones”.