Quito. Ante el incremento de personas contagiadas con el coronavirus en decenas de países alrededor del mundo y el aparecimiento de un caso de contagio a Brasil y dos en México, la Conferencia Episcopal Ecuatoriana, (CEE) a través de su Secretaría General emitió un comunicado el pasado 27 de febrero en donde hace cuatro recomendaciones a sus feligreses.

“Ante esta alerta mundial, la Iglesia también propone y recomienda, al menos hasta que la emergencia actual haya sido controlada , adoptar medidas para las celebraciones litúrgicas y los encuentros pastorales”, escribe la CEE. , por los que aconseja a los fieles lo siguiente:

1.- Distribución del sacramento de la Eucaristía si ven pertinente en la mano.

2.- Cambiar el agua bendita con frecuencia.

3.- Instalar medias higiénicas en los confesionarios.

4.- Evitar dar la mano durante el rezo del Padre Nuestro o el intercambio de la paz.

El comunicado termina con un llamado a los sacerdotes para que “coordinen al final de las celebraciones junto con los Centros de Salud más cercanos de sus parroquias la difusión de medidas preventivas y acciones encaminadas a la protección y bienestar de todos”