¡Prisión preventiva por el delito de ataque y resistencia!

Ibarra. El domingo en horas de la tarde se detuvo a seis personas acusadas de ataque y resistencia a servidores policiales, cinco de ellas fueron aprehendidas en el Hospital San Vicente de Paúl, en donde rompieron vidrios y agredieron físicamente a médicos, enfermeras y servidores policiales. Uno fue aprehendi-

do en el Comando Policial. Ayer los aprehendidos acudieron ante el juez de turno como parte del procedimiento judicial para la realización de la audiencia de flagrancia.

Jefe policial. “De los a-prehendidos, cuatro son hombres y dos son mujeres. Al parecer cuatro de ellos son familiares entre sí, de acuerdo a los datos que se ha recabado serían hermanos. Se les llevó al Coman-do de Policía para precautelar la seguridad y para que los certificados médicos se les otorgue acá, bajo resguardo policial”, dijo Víctor Zárate comandante de la Policía en la Subzona Imbabura. Los ciudadanos acudieron al Hospital por atención médica y fue por qué no les atendían breve que cometieron dichos delitos.

La mayoría de personas aprehendidas son afros, dos mujeres son extranjeras según lo explicaron ayer las autoridades policiales.

Art. 283 del COIP. La persona que ataque o se resista con violencias o amenazas a los empleados públicos, a los depositarios o agentes de la fuerza pública, a los comisionados para la percepción de los impuestos y contribuciones, a los ejecutores de los decretos y fallos judiciales, a los guardas de las aduanas y oficinas de recaudación y a los agentes de policía, cuando obran en ejecución de las leyes, o de las órdenes o reglamentos de la autoridad pública, serán sancionadas con pena privativa de libertad de seis meses a dos años. Si la conducta prevista en el inciso anterior ha sido cometida por muchas personas y a consecuencia de un concierto previo, serán sancionadas con pena privativa de libertad de uno a tres años. Si las personas, además, están armadas, serán sancionadas con pena privativa de libertad de tres a cinco

años.