IESS defiende recortes para garantizar servicios de educación y salud

Quito. El presidente del Consejo Directivo del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), Paúl Granda López, instó a la ciudadanía a aceptar las medidas económicas aprobadas recientemente por el Gobierno de su país con el fin de garantizar servicios gratuitos de educación y salud.

“Las decisiones en el ámbito económico adoptadas por el Gobierno y una gestión transparente y eficiente garantizarán la gratuidad de la salud y la educación; la atención prioritaria de los grupos vulnerables, la sostenibilidad del IESS, la entrega oportuna de servicios y prestaciones de calidad a los más de ocho millones de asegurados”, dice un comunicado del alto funcionario difundido hoy.

El presidente de esa institución hizo el llamado a los ciudadanos para que “en un acto de corresponsabilidad con el país asuman el plan de austeridad económica como una oportunidad para proteger la institución y la economía del país”.

Granda defendió así el reciente paquete de medidas económicas aprobadas por el Gobierno de Lenín Moreno, entre ellas la reducción del subsidio a la gasolina extra y ecopaís, popularmente empleadas, la eliminación de 25.000 vacantes públicas y una disminución del salario de altos cargos.

Y aseguró que los recursos que se obtengan de esas medidas serán destinados de manera eficiente a la protección de los servicios de salud, como “las 370.000 atenciones brindadas a pacientes vulnerables y prioritarios; en seguridad social con el pago oportuno de pensiones vitalicias a los más de 480 mil jubilados”.

“La población en extrema pobreza también se beneficia, con la entrega de una pensión mensual no contributiva de 100 dólares, que reciben los adultos mayores; y, el Bono de Desarrollo Humano Variable de hasta 150 dólares para grupos familiares”, agregó.