ID se suma al pedido de recontar los votos

Frente a la situación política que vive el Ecuador y el anuncio de un paro nacional convocado por la Ecuarunari, la Izquierda Democrática, hizo público su pedido al Consejo Nacional Electoral.

Guillermo Herrera, presidente de la organización nacional exige a la autoridad electoral se proceda a la apertura el 100% de las urnas.

Lo que exige la organización naranja es realizar la debida comprobación de las actas de escrutinio de Presidente. Con este recuento se brinda la transparencia al proceso electoral y evitar la invocación de un posible fraude, como lo pregona el movimiento Pachakutik.

Herrera enfatizó en la necesidad de que en el proceso democrático se actúe con celeridad, pero también con eficiencia y eficacia.

En el oficio emitido a esta entidad, resalta la importancia de apegarse a la ley Orgánica Electoral y de Organizaciones Políticas de la República del Ecuador.

Aunque también dejaron en claro que la ID resolvió no apoyar a ningún candidato en la segunda vuelta electoral para la nominación de Presidente y Vicepresidente del Ecuador.

Según Herrera, el pedido de abrir las urnas se lo argumenta en el artículo 18 en que señala que el Consejo Nacional Electoral deberá regirse por los principios de autonomía, independencia, publicidad, transparencia, equidad, interculturalidad, paridad de género, celeridad, probidad, certeza… y servicio a la colectividad; añade dicha norma que en el Consejo Nacional Electoral también rige el principio de desconcentración.

La posición de la Izquierda Democrática se hizo pública una vez que el Consejo Nacional Electoral (CNE) notificó los resultados de los últimos comicios del pasado 7 de febrero, en favor de Andrés Arauz, del partido Unión por la Esperanza (UNES) y Guillermo Lasso, del movimiento político Creando Oportunidades (CREO).

Está previsto que ellos disputen el primer lugar en las votaciones previstas para el próximo 11 de abril.

La ID también hace un llamado a los organismos internacionales, como la OEA y Mercosur, entre otros, para que se pronuncien respecto a las supuestas irregularidades y limitaciones que han tenido esas entidades para garantizar la transparencia en las urnas.

Por su parte Ramiro Narváez, asambleísta electo por Carchi, aseguró que desde la Asamblea Nacional, buscarán acuerdos de gobernabilidad que beneficios del país. Pero, que no cogobernarán con ninguna opción del Ejecutivo.