11-01-2020 | 10:22
(I)

Yahuarcocha, la atracción turística que está en peligro

Los hoteleros y personas que ofrecen gastronomía y servicios dicen que están preocupados por una posible reducción de turistas por causa de la contaminación.

Ibarra. La noticia de la grave contaminación de la laguna de Yahuarcocha, icono natural de Ibarra, sigue generando reacciones.

Propietarios de hoteles, personas que se dedican a ofrecer servicios recreativos y quienes preparan platillos típicos, consideran que lo que está sucediendo podría generar una baja considerable en la llegada de visitantes y por ende afectaría a la economía local.

Situación alarmante. By-ron Montenegro, gerente general de la hostería To-toral, dice que además de las repercusiones que se podrían empezar a evidenciar inmediatamente, también hay que pensar en lo que sería si se cumple la estimación de que en 10 años la alguna desaparezca. “Es algo alarmante y preocupante para el sector del turismo pues es una industria sin chimeneas que generamos fuentes de trabajo y de darse el caso, de que al final sea una laguna muerta, la gente va a asustarse por lo que todos seríamos los afectados”, afirmó.

Desde hace varios años atrás. Destacó también que la muerte de peces es muy evidente. “Nosotros como tenemos salida directa hacia la laguna hemos visto la muerte de los peces, sobre todo que se está dando en los últimos meses, además de un color verdoso y de una especie de nata en las orillas”, dijo.

“Este es un tema que se ha tratado desde administraciones anteriores pero no se ha tenido respuestas.

Hemos dado a conocer al municipio que nosotros mismos hemos evidenciado que la laguna presenta problemas”, dijo.

Con esto concuerda José Vinicio Acosta, gerente propietario del hotel Imperio del Sol, quien afirma que nunca se ha dado el cuidado necesario a este lugar. “Las autoridades nunca han dado el mantenimiento incluso sabiendo que es agua pura que necesita mantenimiento. Nunca se han dado las correcciones pertinentes”, dijo.

Irresponsabilidad. De igual forma dio a conocer una problemática que no es ningún secreto. Se trata de personas que llegan a la orilla para tomar alcohol y pasar un momento de esparcimiento aparentemente sin generar daño alguno, pero esto no siempre es así. “Somos testigos de personas negligentes que beben y hacen sus necesidades en la laguna. Las multas deben ser más severas para quienes contaminan”, comentó.

Sustento. En el sector del muelle se ubican quienes ofrecen el servicio de lanchas y botes. Comentan que esta actividad es parte del sustento diario por lo que una baja de visitantes sería un problema. Dicen que ya tuvieron una baja de clientes cuando se trasladaron allí, pues antes estaban en la entrada a la alguna, si las ventas bajan aún más esto representaría un problema para las familias que dependen de esa actividad.

Solicitan declarar en “alerta roja”. Montenegro dice que es importante que las autoridades actúen de manera inmediata. “Desde la Alcaldía ya deberían declarar en alerta roja. La laguna es un icono de la ciudad y de la provincia por lo que debemos tomar medidas porque hemos estado escuchando que la laguna está enferma, que no tiene el caudal adecuado, pero ya se debe hacer algo al respecto”, enfatizó.