16-05-2015 | 14:48

Trasplante, un tema muy delicado

    pag3f134 trasplantes de órganos y tejidos se han realizado en lo que va del 2015 en el Ecuador, así se informó desde el Instituto Nacional de Donación y Trasplante de Órganos y Tejidos, INDOT. Un trasplante es realizado exclusivamente por profesionales capacitados y en salas especiales, es por ello que se descarta exista  en el país un “una organización” que se dedique a traficar órganos y tejidos. Así coinciden las autoridades de salud en el Ecuador.

 

no existe tráfico.    Estas versiones se dan luego de que en las redes sociales se publicaran rumores, sobre el supuesto secuestro y muerte de niños en el país con fines de tráfico de órganos. Situación que fue desmentida por las autoridades locales de Imbabura y nacionales. “No podemos decir que en el país exista un “mercado negro” de órganos y tejidos. En nuestro país existe la Ley de Trasplantes de órganos y tejidos que tiene un reglamento el cual regula todos estos procesos y estos se los debe hacer en condiciones especiales”, dijo ayer Yuling Reascos coordinadora de salud zona 1.

en el indot.    En lo que va del año, según información del INDOT, se realizaron 12 trasplantes renales, 2 trasplantes hepáticos, 12 trasplantes  de córneas con tejidos nacionales  a pacientes pediátricos y 8 trasplantes de córneas nacionales a adultos. Winston Jaramillo, coordinador de trasplantes del INDOT, destacó la labor efectiva y la articulación  de todos los actores relacionados con el proceso de donación y trasplante de órganos.  Destacó además que la asignación de órganos y tejidos se realiza bajo criterios técnicos y éticos que cumplen altos estándares de calidad, dejando sin validez que en el país exista tráfico de órganos y tejidos, como ha hecho auge en las redes sociales durante los últimos días.

profesionales locales.   “Es muy difícil que exista un mercado clandestino de órganos en el Ecuador, por ejemplo en el caso del trasplante renal interviene un sinnúmero de profesionales, que es multidisciplinario e interdisciplinario”, dijo Jaqueline Pozo,  jefe de nefrología y diálisis del Hospital San Vicente de Paúl.
“Para ello son necesarias pruebas tan especiales y tan específicas que son las que determinan si ese órgano es o no aceptada por el receptor.  Por lo tanto un tráfico de órganos en el país no es posible”, dijo la especialista nefróloga.

Hasta antes de 2007.   En el país, según publicó la Agencia de Noticias Pública ANDES,  el costo de los procesos de donación y recepción de órganos los asume el Estado, por medio del sistema de Seguridad Social y los beneficiarios pueden acceder a ellos sin ningún costo.  
Antes de 2007 un trasplante en el Ecuador podía costar cerca de 35 0 40 mil dólares, sin contar con los valores del medicamento que los pacientes necesitan ingerir de por vida después de las cirugías. Hospitales como el Ycaza Bustamante de Guayaquil y  el Vicente Corral Moscoso de Cuenca, también están acreditados para realizar trasplantes al igual que otros de la capital.

El tráfico de órganos, ¿una leyenda urbana?
• Los medios internacionales. El tráfico de órganos consiste en el transporte y cesión de órganos con el fin de obtener un beneficio económico. Esta actividad se considera ilegal en gran parte del mundo. En las últimas décadas defensores de los derechos humanos han denunciado casos de presunto tráfico de órganos en China y otros países, como la antigua Yugoslavia y Mozambique. El tráfico de órganos es también el tema de una popular leyenda urbana.  En la película Minority Report (2002) de Steven Spielberg, ambientada en un futuro distópico, el personaje debe recurrir a un traficante de órganos para evitar ser capturado. Concretamente le pide que le haga un trasplante de ojos, dado que la Policía puede identificar a las personas con la lectura del iris.