12-09-2019 | 08:13
(I)

Siete parroquias se unieron para pedir control en el gas

Los distribuidores comercializan el gas a domicilio a USD 0.50 más que el precio oficial y esto ha colmado la paciencia en las parroquias.

Ibarra. Aproximadamente 300 personas, representantes de las parroquias de Angochagua, Alpachaca, La Esperanza, Ambuquí, Salinas, Priorato y Caranqui se cansaron de esperar a una solución respecto al precio del cilindro de gas y tomaron una medida urgente. Luego de organizarse tomaron la decisión de cerrar, por más de una hora, la vía Panamericana Norte.

Molestias. Con la consigna de “abajo el alza del gas y “por un precio justo” ellos pidieron la presencia de las autoridades para exigir que sus demandas sean escuchadas.

Raúl Villarreal, presidente del barrio La Primavera, de la parroquia Alpachaca, dijo que están cansados del abuso en el precio del gas a domicilio y que no se apega al acuerdo que se tenía establecido. Dicen que el precio es USD 3 mientras que debería cobrarse USD 2.50 y USD 1.60 en las distribuidoras. “No hay alza del precio por parte de las autoridades y ellos lo hacen. Están perjudicando a todo el pueblo”, dice

Anita Carrillo, presidenta del Gobierno Parroquial La Esperanza, dio a conocer que también reciben malos tratos por parte de los distribuidores. “Vienen y nos maltratan de manera permanente, son muy groseros. No brindan un buen servicio y quieren subir el precio, por eso estamos aquí”, enfatizó.

Gasto importante. Aunque para muchos esos 0.50 centavos pueden parecer poco, para varias personas esto representa un gasto bastante importante. “Hay gente que no gana ni un dólar diario entonces ese costo sí representa. Tenemos que ver por todos, por eso protestamos”, dijo Renán Morejón, habitante de La Esperanza.

Detalles de la jornada. En las diferentes parroquias se empezaron a organizar desde las cinco de la mañana y llegaron al sector de la envasadora Eni Ecuador, antes Agip Gas, antes de las 09:00. Estuvieron durante una hora esperando a la representante de la empresa, Norma Montesdeoca, pero no obtuvieron respuesta.

Fue entonces cuando aproximadamente las 10:00 decidieron cerrar la Panamericana como medida de protesta y obligar a las autoridades a acudir al encuentro. En esos momentos también se evidenciaron altercados entre los conductores que querían transitar libremente y los manifestantes.

Alejandro Gómez, Intendente de Policía, acudió al llamado y por más de una hora intentó solucionar el inconveniente, sin embargo, sus intentos se veían frustrados ya que la representante de Eni Ecuador no accedía a recibirlo ni tampoco quería salir para dialogar.

No se logró. El pedido era conversar con Norma Montesdeoca, con el representante de la Agencia de Regulación y Control Hidrocarburífero (ARCH) y los distribuidores. Su objetivo era firmar un documento de acuerdo para que se fije el precio ya establecido sin opción a alza.

Finalmente la reunión tuvo lugar con Anita Carrillo, representante de las parroquias, Alejandro Gómez, Intendente y Andrés Lozada, representante de los distribuidores, pero no se llegó a ningún acuerdo. Se dio como propuesta el cobro de USD 0.25 más, pero esto no fue aceptado por la comunidad. Al no ceder, establecieron que los vehículos repartidores que ingresen a las comunidades serán retenidos y obligados a vender al precio oficial de USD 2.50.