11-01-2020 | 10:40
(I)

Se forman para brindar seguridad a la ciudadanía

Luego de 22 meses de jornada académica, obtuvieron un título profesional, avalado y reconocido por la Senescyt.

Ibarra. “Si uno está decidido a cumplir sus sueños, rompe cualquier barrera y supera cualquier miedo”, aseguró Paola Herrera, una de las mejores egresadas de este proceso. Ayer se realizó la graduación de 176 futuros policías como Téc-nicos Superiores en Seguridad Ciudadana y Orden Público.

Evento. Mediante un convenio, el instituto Superior Tecnológico 17 de Julio, Ministerio del Interior, Policía Nacional, SENESCYT y la Dirección Nacional de Educación graduaron la sexta corte de estudiantes que se formaron para convertirse en técnicos en Seguridad Ciudadana y Orden Público.

“Los jóvenes se gradúan y pasan de inmediato a los procesos administrativos para integrarse como servidores policiales, este es el beneficio que tienen ya que aparte de obtener un título ya aseguran su fuente de trabajo”, agregó José Pijal, rector del instituto.

En un año y 10 meses de preparación fue presencial de jornada intensiva de lunes a sábado en los Centros de Formación SGOS Darwin David Andrango y Subzona Imbabura, formando 173 técnicos.

Pijal mencionó que las funciones específicas que cumplirán los aspirantes a la Policía Nacional serán dar seguridad ciudadana en las calles, eventos de concentración masiva, actos públicos. Además el procedimiento administrativo policial implicará que sean distribuidos al territorio nacional.

El mayor Galo Andrade, director de la Escuela de Formación de Policías de la Subzona Imbabura en Ibarra, agregó que la institución policial ha brindado un eje transversal en la formación de los futuros policías en el cual se involucra en servicio a la comunidad.

Ahora, para convertirse en miembros de la Policía Nacional, su formación será netamente policial posterior del cual lograrán la graduación con servidores policiales técnicos operativos. Esta graduación está prevista para el mes de marzo de este año. La preparación la realizarán en el Comando de la ciudad.

La aspirante Pamela Safla es oriunda de Quito, dijo que para ser Policía se necesita de vocación y un arduo estudio para servir a la sociedad de una manera en donde no se puedan violar sus derechos.

“Se necesita que el servidor policial sea una persona capacitada para brindar un mejor servicio a la ciudadanía”, acotó la aspirante.

Paola Herrera fue una de las mejores egresadas y enfatizó que mediante esta formación les ayudan a enfrentar los problemas contra la delincuencia o inconvenientes que suceden a diario.

Herrera agregó que recibieron docencia en Derechos Humanos, Instrucción Policial, entre otras. Dijo sentirse muy emocionada ya que está a poco tiempo de graduarse. Ella menciona que lo más duro dentro de este proceso fue alejarse de su familia, pero por la vocación y el esfuerzo continuó con su meta y logró ser una de las mejores estudiantes.

Así mismo, Lorena Zeggane Coordinadora Zonal 1y 2 Senescyt, felicitó a los aspirantes por su dedicación en todo este transcurso. “Son 99 mujeres graduadas en carreras que se creían que exclusivamente eran para hombres, lo cual nos recuerda que aún existe voces de aliento que creen en la igualdad, en las fuerzas públicas y también en la academia”, finalizó.