25-10-2019 | 08:00

Restos del ilustre personaje Mariano Acosta fueron cambiados de lugar

Ayer en el Campus “Las Carmelitas” se identificó la placa conmemorativa ubicada en el muro de la capilla donde se encontraba la urna con los restos de Acosta.

Ibarra. En un acto solemne e histórico, la Universidad Técnica del Norte entregó los restos del ilustre ibarreño Mariano Acosta a la Diócesis de Ibarra, los cuales reposaban en la antigua capilla del ahora campus universitario Monasterio “Las Carmelitas” desde el año 1906.

Importante. Llena de polvo y envuelta en papel periódico, así se encontraba la urna en la que reposa los restos de Mariano Acosta. Dentro de ella, se pudo encontrar una botella y dentro de esta permanecía el acta de exhumación en el año 1906.

Miguel Naranjo, vicerrector académico de la Universidad Técnica del Norte (UTN), manifestó que cuando realizaron la recuperación de este espacio físico patrimonial que es el antiguo Monasterio “El Carmen” habían acordado con monseñor Iván Minda, Apostólico de la Diócesis de Ibarra el hecho de seguir buscando el recuero histórico de los restos del Dr. Mariano Acosta.

“Hemos complacido el requerimiento de la curia para ubicar los restos de Mariano Acosta en un sitio muy especial en la Catedral de la ciudad, nosotros cumplimos con nuestra promesa y responsabilidad histórica con la ciudad”.

De igual manera el historiador Enrique Ayala Mora agregó que Mariano Acosta es un hombre muy conocido en la ciudad. “La gente que llega y sale de la ciudad pasa por ahí, de manera que todos deberíamos saber quién es, pero todos creen que es una Avenida, en realidad es un gran ibarreño, patriota, sacerdote, maestro, legislador que representa una de las grandes figuras de la ciudad”, agregó Ayala.

Acotó que curiosamente su nombre es muy conocido, pero quién es casi nadie sabe. Contó que Mariano Acosta fue un ibarreño que muy joven se hizo sacerdote y se trasformó en un líder de la ciudad. Además fue legislador y diputado por la provincia, que además tuvo un gran proyecto que era reconstruir la ciudad, restaurar la Catedral y fundar el primer colegio que había en Imbabura.

También Mariano Acosta fue el fundador del colegio Teodoro Gómez y fue uno de los benefactores del convento El Carmen.

El historiador indica que cuando falleció fue enterrado en el cementerio general pero años después el obispo González Suárez ordenó su traslado a exconvento.

Ayala Mora aseguró que en la ciudad debemos demostrar preocupación por el Patrimonio y esto no es solamente un lujo, es una necesidad de una ciudad turística.

“Es muy importante que le demos peso a esta restauración que también se ha hecho del convento por parte de la universidad, la UTN es un lugar con mayor rescate patrimonial”.

Monseñor Iván Minda, agregó que Mariano Acosta fue una figura multifacética porque impulsó muchas obras de carácter civil, cooperando en la restauración del terremoto, de carácter educativo con la fundación del colegio Teodoro Gómez y especialmente de carácter eclesial ya que fue uno de los sacerdotes más representativos del Ecuador.

Acotó que este evento permitirá que las generaciones jóvenes intenten investigar y redescubrir la historia de Mariano Acosta.

Marcelo Cevallos, rector de la UTN, enfatizó que desde la academia universitaria fomentarán el pensamiento de Mariano Acosta.

“Nuestro compromiso es que podamos tener un espacio para recordar históricamente el rol del ilustre ibarreño”.

También dijo que la UTN se compromete a seguir aportando a la cultura y patrimonio para todos los imbabureños.

Al finalizar el evento, los restos mortales fueron trasladados hacia la iglesia La Catedral.