19-05-2019 | 09:45

Moradores del barrio 19 de Enero, preocupados por obra de una quebrada

Moradores del Barrio 19 de Enero dicen que la obra hecha en la quebrada de Las Flores ya no sirve y que se ha destruido, incluido los muros.

Ibarra. En el año 2011 se registró una gran inundación en el sector del ingreso a la terminal terrestre, específicamente a lo largo de la Av. Heliodoro Ayala en aquel entonces varios carros se quedaron atascados. El sector de Pilanquí sufría constantes inundación, es por eso que se pensó en ejecutar la obra de escorrentías.

Han pasado los años y la ciudadanía que vive por los sectores aledaños a estos trabajo dicen que no ha dado resultado la obra y que prácticamente lo que se hizo en aquel entonces ya colapsó.

Es por ello que solicitan a las nuevas autoridades tomar cartas en el tema, antes que la ciudad vuelva a inundarse.

En 2017. “Lo que era una construcción de 180 microdiques, no se ejecutaron ni 100. Había unas obras muy grandes, presas en las partes altas de las quebradas, pero eso no está hecho, entonces creo que inclusive entraron en problemas legales”, explicó en 2017 Gerardo Acosta (+) director de Obras Públicas de la Municipalidad para ese entonces, quien mencionó además que “de acuerdo a un análisis técnico se conoció que la infraestructura contratada para solucionar las inundaciones, en especial en el sector sur de la ciudad, no garantizan un buen cauce del agua lluvia”.

Dirigente barrial. “La quebrada de las flores ha hecho sentir su fuerza, esta es la quebrada que inunda Ibarra cuando llueve, y al momento tenemos nuestra vía de ingreso al barrio junto a esta quebrada. Nosotros somos testigos de inversiones muy altas de dinero que se hicieron, ubicaron tubos muy grandes para que supuestamente retengan las piedras, comenzaron a cubrir algunos lugares con gaviones, y claro eso permitió que la ciudad se tranqulice un tiempo en el tema de inundaciones, pero le debo decir que como habitante de este sector en la parte de arriba, supuestamente las estructuras que iban a retener las piedras, ya se cayeron. Los muros de gaviones igualmente se destruyeron, entonces desde la parte de arriba ya se comienza a ver que todo está tapado”, dijo

Eduardo Ortega dirigente del barrio 19 de Enero, ubicado cerca a las faldas del Imbabura.

Volvieron las inundaciones. La intensa y prolongada lluvia del 5 de abril de 2018, provocó el desbordamiento del colector del río Ajaví en la ciudad de Ibarra.

Gran cantidad de agua, lodo y material superó la capacidad de este canal que fue construido para precisamente evitar inundaciones en la zona de la avenida Eliodoro Ayala y Mariano Acosta, sector del parque Chile.

Las calles aledañas se convirtieron en ríos, mientras que el caudal crecía a medida que la lluvia continuaba. Las zonas afectadas fueron la avenida Heliodoro Ayala, Mariano Acosta, y el sector del Tenis Club.

Para no olvidar. El proyecto de la construcción de las escorrentías recibió el apoyo económico del Gobier-no Nacional, a través de la Secretaría Nacional de Ges-tión de Riesgos.

Luego de la adjudicación al portal de Compras Públi-cas, la empresa Cedeño y Construcciones, quien fue la encargada de ejecutar el proyecto de control de inundaciones en la ciudad. El objetivo en ese entonces era acabar con el problema de las inundaciones durante la temporada invernal.

En abril de 2011, las crecidas de las quebradas de Tanguarín, Las Flores, Seca, El Laurel y San Clemente causaron el fallecimiento de tres personas, la afectación a 78 viviendas y cinco puentes de zonas rurales.

El estudio de inundaciones, determinó que al menos 28 mil 538 habitantes de las parroquias San Antonio, San Francisco, Caranqui y La Esperanza, están en riesgo por las fuertes lluvias que se registran durante el invierno.