13-10-2018 | 09:32
(I)

Monseñor Iván Minda nombrado Administrador Apostólico de Ibarra

Ibarra. La Conferencia Episcopal Ecuatoriana, a través de un comunicado de prensa, informó hoy 13 de octubre, que el Papa Francisco aceptó la renuncia de Monseñor Valter Darío Maggi al gobierno pastoral de la Diócesis de Ibarra.

Al mismo tiempo, el Santo Padre nombró al sacerdote afroecuatoriano Ivan Minda como nuevo Administrador Apostólico.

Guido Iván Minda Chalá, nació en la parroquia Apuela, Cantón Cotacachi, provincia de Imbabura en 1960. Su educación primaria la inició en la “Escuela fiscal Francisco Javier Endara” de Apuela, su pueblo natal, al año siguiente continuó en la Escuela Alfonso del Hierro” de Quito y concluyó en el “Instituto Rosales” de Ibarra.

Los dos primeros años de sus estudios sacerdotales, 1992-1994 los realizó en el Seminario Mayor Nuestra Señora de la Esperanza de Ibarra y los cuatro años siguientes (1994-1998) en el Seminario Internacional Bidasoa y en la Universidad de Navara, en Pamplona, España.

Fue ordenado sacerdote en Ibarra el 27 de junio de 1998. Ha desempeñado, entre otros, los siguientes cargos: Vicario Parroquial en la Parroquia Santísimo Sacramento (1998-1999); Párroco de la Parroquia La Esperanza y Director del Seminario Menor de Ibarra (1999-2002).

Realizó estudios de filosofía entre los años (2002-2004), obteniendo la Licenciatura en filosofía en la misma Universidad de Navarra y secretario del Seminario Mayor (2004-2005).

El 3 de noviembre del 2009, fue nombrado Obispo Auxiliar de Guayaquil, por el su Santidad el Papa Benedicto XVI y en mayo de 2017 fue elegido presidente de la Comisión de Culturas de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana.

Maggi quien regresara a Italia recibió un agradecimiento de parte de todos los obispos ecuatorianos por sus años de servicio pastoral en el país. En su carta enviada a la Santa Sede, Maggi expresó lo siguiente: “No tengo palabras suficientes para agradecer al Papa el permitirme volver a Italia, a la casa de donde salí cuando era muy joven seminarista, para así poder atender de cerca a mis ancianos y enfermos padres”.

Mire la carta completa de Maggi: