02-12-2019 | 08:31
(I)

Mercado de Priorato cumple un año en medio de expectativa

En noviembre se cumplió el primer aniversario de la construcción del mercado de Priorato, hecho para vecinos y ubicado en el ingreso norte de la ciudad.

Ibarra. Papas, hornado, jugos, frutas, conservas, ro-pa...”hay de todo y a buen precio” dice Gladys More-no, presidenta del mercado de Priorato que el 24 de noviembre celebró su primer aniversario.

El concejal Leonardo Yépez felicitó a la comunidad de Priorato por cumplir con este sueño y cristalizar este objetivo para todos los moradores del sector.

Para doña Gladys, este primer año ha sido como estrenar casa nueva. “Se han hecho varias adecuaciones, se ha gestionado entre todos los miembros los medidores de luz y de agua se estamos a la espera de abrir un nuevo acceso al establecimiento”, indicó.

Esfuerzo. La presidenta recuerda que este mercado ha sido producto de una lucha de nueve años.

“Nosotros nacimos de una feria solidaria que funcionaba en el parque de Prio-rato, a la intemperie y a diario soportábamos el calor del sol y el frío de las épocas lluviosas”.

Un año después de que se inauguró este mercado las caseras, que forman parte de la Asociación Produc-ción Agropecuaria Comer-ciantes de Priorato no dejan de agradecer la gestión del anterior alcalde Álvaro Cas-tillo y del dirigente barrial Jorge Camuéz.

Falta promoción. Maria Potosi vende hornado, pero no está contenta con la cantidad de personas que diariamente acuden. Ella considera que falta más propaganda para que vengan los vecinos. “A veces ven el e-dificio, pero creo que piensan que es una fábrica y no entran”, dijo.

A pesar de esto, para las ‘caseritas’ existe la esperanza que la situación mejore cuando más gente se entere que en este lugar hay todo tipo de productos.

El marcado es completo afirma María Peñafiel. Ella nació en Urcuquí pero vive 40 años en el sector. La mayor parte de los propietarios de los locales son de este barrio. “Aunque vienen a comprar gente desde o-tros lugares”, añadió. Fran-cisco Muñoz concuerda que falta más difusión. Él llega a comer porque dice que el patio de comidas es aseado y eso le gusta.