14-05-2019 | 09:35

Lucha de los internos llegó a la capital

Los internos y estudiantes de las carreras de Ciencias de la Salud a nivel país esperan el pronunciamiento de los Ministerios de Salud y Trabajo.

Ibarra. Con un brazalete rojo por encima de sus mandiles, los internistas del hospital San Vicente de Paúl (HSVP), viajaron hasta Quito para unirse al pedido nacional, en busca de la derogatoria del acuerdo en el que se reduce el estipendio (remuneración por sus actividades prácticas en casas de salud).

Desde que el Gobierno anunció el cambio acordado entre los ministerios de Salud y Trabajo, los estudiantes han mantenido vigilias, ya que el acuerdo reduciría la remuneración para los internistas de Medicina, Enfermería, Nutrición y Obstetricia. Pasar un año por el internado es obligatorio para los estudiantes de la salud, previo a la obtención de su título profesional.

Para los internos de Medicina, la reducción es de 197 dólares, es decir, pasará de una remuneración de 591 a 394 dólares.

Vocera. La internista de Medicina, Daniela Moncayo, representante de los internos del HSVP, mencionó que están pidiendo a las autoridades que se mantenga el estipendio. “No es un monto considerable, pero nos quieren reducir; si existen áreas en las que no deben haber recortes, son salud y educación, además la inversión que tenemos en investigación en el país, no es lo que todos esperamos”, dijo Daniela.

Comentó también que los postgradistas se han unido a la lucha. “En Imbabura somos aproximadamente 150 internos de Medicina y Enfermería”, agregó.

La internista agregó que su labor está entre ser médicos y estudiantes, y eso les demanda mucha labor.

“En el HSVP entramos antes de las 07:00 y tenemos una gran cantidad de pendientes y pacientes que atender y valorar, debemos generar pedidos de laboratorio, descargar medicación, insumos, ordenar el piso, hacer electrocardiogramas y un sinnúmero de tareas. Al mediodía, si tenemos un poco de suerte, alcanzamos a comer algo. Cada cuarto día estamos de guardia y cumplimos un post turno bastante pesado de casi 36 horas”, informó y dijo que el sueldo que reciben líquido es de cerca de 480 dólares.

Por su parte, Mireya Changoluisa, interna de Enfermería, aseguró que se encuentran indignados con el acuerdo, ya que cumplen las mismas horas de trabajo que una enfermera titulada. “Hacemos turnos y veladas, y no nos parece justo que nos bajen el estipendio. A diario, administramos medicación, sacamos indicaciones, realizamos curaciones y damos cuidado directo al paciente”, agregó Mireya, quién manifestó que con el estipendio ayuda a sus abuelitos con los gastos.