30-04-2019 | 09:00

Llegaron 4 aulas móviles hasta Las Golondrinas

Los padres insisten en que sus hijos reciban clases en las aulas de la Unidad Educativa Siglo XXI mientras se realiza la repotenciación de la otra infraestructura.

Ibarra. Con una inversión de 259 mil dólares por parte del Ministerio de Educación se prevé repotenciar la Unidad Educativa Santa Ana de Cotacachi, ubicada en el recinto Las Golondrinas.

El proceso consta de la entrega de equipos de oficina y computación, baterías sanitarias, pintura, mantenimiento de cubiertas y de pozos sépticos.

Las ocho aulas móviles también constan en este rubro, sin embargo, hasta ayer, solo cuatro llegaron el fin de semana al recinto Las Golondrinas.

Los 1 297 estudiantes de esta institución, que forma parte del régimen Costa, han perdido hasta ahora, una semana y dos días de clases.

La suspensión de las clases se dio porque los padres de familia decidieron protestar para exigir que sus hijos reciban clases en una infraestructura adecuada, ya que las edificaciones actuales están deterioradas.

Diego Bucheli, coordinador zonal 1 de Educación, explicó que este es un problema heredado de hace 20 años.

Aunque los padres también exigen que sus hijos ocupen las aulas de la institución Siglo XXI, la cual, según los comuneros, desde hace tres no se ocupan.

Bucheli añadió que al existir un problema legal entre el Estado y la empresa constructora China, no pueden ser utilizadas.

Apoyo. El coordinador señaló que en cuanto a las aulas, estas fueron movilizadas desde Cahuasquí y de Quito, “es un trabajo que se está realizando con 24 técnicos conjuntamente con padres de familia”, dijo Bucheli.

El inicio de clases según el cronograma establecido por parte de la coordinación zonal de Educación, es el 13 de mayo.

Además, Bucheli mencionó que la repotenciación se está coordinando también con el Municipio de Cotacachi y la Prefectura de Imbabura.

Magali Espinoza, madre de familia, comentó que las instalaciones en las que recibían clases los niños y adolescentes tienen más de 30 años. “Son aulas que han sido reparadas a base de la gestión de los padres y ya cumplieron su vida útil, no sirven y están en pésimas condiciones”, agregó.

Magali contó que no pelean por las instalaciones de la Siglo XXI, “nosotros queremos que los chicos reciban clases en esas aulas porque sí están en óptimas condiciones, hasta que ellos cumplan con su palabra que es repotenciar la otra unidad educativa”.

Preocupación.Darwin Bus-tamante, padre de familia, manifestó que la mayor preocupación es que los estudiantes estén sin clases, es por eso que ayer junto a otros padres, llegó a la De-fensoría del Pueblo, donde presentaron la documentación con fotografías de las aulas antiguas.

El pedido que hicieron en la Defensoría del Pueblo, según Darwin, es que se cumpla con lo que ofrecieron las autoridades educativas.

Exigieron CUMPLIMIENTO