01-12-2019 | 09:47
(I)

Ibarreño crea ‘app’ para mejorar el aprendizaje

Richard Torres se graduó de la ‘U’ como ingeniero en Tecnologías de la Información y está poniendo a punto una aplicación que será esencial para los docentes.

Ibarra. Lleva la computadora consigo a todo lado porque es un elemento importante en su vida profesional. Él es ibarreño y forma parte de la primera generación de 61 estudiantes graduados de Yachay Tech y lo que reflejan sus ojos, en su mirada, es una apuesta al futuro, a los algoritmos, a la inteligencia artificial.

Aunque escuchar al ingeniero Torres, por momentos, resulta un trabalenguas de conceptos y fórmulas; él tiene la idea clara y es mejorar el nivel de aprendizaje de los niños de su ciudad, su provincia y del país.

La idea. Todo empezó en abril del 2018. Mientras estudiaba en la universidad, Richard diseño un juego de video para los niños de una escuela de Urcuquí y otra de Ibarra, pero no era cualquier juego, el mismo utilizaba un algoritmo (fórmula) especial que le permitió sacar su primera publicación, la misma que se presentó en Praga, República Checa.

Su trabajo tuvo excelente acogida por lo que el joven ibarreño decidió mejorar su proyecto con la ayuda de un diseñador gráfico.

Laboratorio. Smart Math Labs es el nombre de su i-dea. Se trata de una plataforma digital que utiliza inteligencia artificial de videojuegos para mejorar las habilidades matemáticas para niños entre 9 y 11 años de edad.

Según su creador, no es el juego habitual que todos conocen. Esta aplicación podrá identificar automáticamente los tipos de aprendizaje del alumno y cuál es el contenido específico que el niño necesita.

Además tiene detrás de la misma un sustento documental aprobado por la comunidad científica en la XX Conferencia Internacional realizada en Mánchester, Inglaterra.

La teoría. Richard Torres basó su estudió en la teoría de los cuatro tipos de a-prendizaje de David A. Kolb que son: el activista, el reflexivo, el pragmático y el creativo.

“Esos estilos de aprendizaje se relacionan con los estilos de juegos, por ejemplo tenemos juegos de acción para los activistas, o rompecabezas para los reflexivos, de deportes para los pragmáticos”, entre otros ejemplos que explica Torres.

En este momento la educación genera un mismo contenido para todos los estudiantes, sin distinguir el tipo de aprendizaje que el alumno requiere.

Por tanto, cambiar este modelo de enseñanza y aprendizaje es la misión que tiene puesto “entre ceja y ce-ja”, el nuevo ingeniero iba-

rreño.

“Con el algoritmo que permite reconocer automáticamente los estilos de aprendizaje, en un futuro, podemos dar el contenido espe-

cializado para cada niño y al realizar esto podemos obtener mejores resultados para que el niño no se aburra e incluso pueda a-prender más rápidamente; el propio juego muestra el porcentaje de aprendizaje de cada niño”.

Piloto. Smart Math Labs estará muy pronto en todas las plataformas tanto en Windows, para sitios web como en Android y en IOS, para móviles.

“Estamos en etapa de prueba y desarrollo, pero pronto podrá salir a la luz para que pueda ser utilizado por los maestros y directores de escuela porque tienen estadísticas relevantes para e-llos. No tenemos fecha específica pero calculo que será máximo en un año”. Dos personas desarrollan la app con supervisores en la parte científica.

Premios. El 13 de noviembre se realizó la premiación del concurso “Seeds of the Future”, que fue organizado por la Municipalidad de Ibarra, en conjunto con la empresa de tecnología china Huawei.

Se presentaron más de veinte propuestas de innovación y desarrollo tecnológico y fueron expuestas ante un jurado calificador, entre expertos en informática y concejales.

El ganador tendrá la oportunidad de pasar 15 días de diciembre en la sede central de la reconocida marca en China, para aprender y compartir experiencias con cientos de jóvenes de diferentes partes del mundo que llegarán al país asiático. Además, él ganó un premio a la mejor ‘app’ en Lima y es el único representante ibarreño y claro, dejará el nombre del país en lo alto.