17-03-2019 | 10:44
(I)

‘Hay que luchar contra el machismo y la desigualdad’

Bibiana fue una de las participantes de Efeminista, evento organizado por la agencia EFE en Ecuador, en el que se abordó distintas temáticas sobre la mujer.

Ibarra. Bibiana Aído, representante de ONU Mujeres en la Oficina de Ecuador, en una entrevista con Diario EL NORTE, habló del reto principal que existe en la sociedad para la mujer. Avances, metas y sobre cómo llegar a erradicar el machismo y la discriminación aún existentes en pleno siglo XXI.

Siempre se ha hablado de la equidad e igualdad para la mujer. Actualmente, ¿cuál es el principal reto que tenemos como mujeres?

Eliminar la violencia contra las mujeres. Yo creo que mientras tengamos una sociedad en la que las mujeres sufran violencia por el solo hecho de ser mujeres no podremos hablar de una sociedad plenamente igualitaria y equitativa.

¿En el ámbito laboral, cuál es el principal avance?

En el ámbito laboral ha habido avances importantes. Las últimas dos décadas, por ejemplo, el porcentaje de mujeres participando en el mercado laboral, ha pasado de un 46 % a un 56 %.

A nivel de matrícula universitaria, son más mujeres quienes acaban las carreras universitarias que hombres.

Hay más mujeres universitarias, pero siguen existiendo brechas importantes.

¿Brechas como las salariales, por ejemplo?

Brechas como la salarial, que es de un 20 %. Brechas en los ámbitos de decisión, las mujeres solo ocupan uno de cada 10 puestos directivos...

Estamos en el siglo XXI y aún no se ha podido erradicar la discriminación, por el hecho de ser mujer.

En todos los ámbitos; estamos hablando de una cultura patriarcal que nos lleva siglos de ventaja. Hasta hace 20 o 30 años, las mujeres apenas podían viajar solas. No podían tener un negocio solas, sin el permiso del marido, esto por irnos a unas situaciones concretas. El avance es mucho, pero hay que luchar contra toda esa desigualdad existente, el machismo imperando en las sociedades. Esos roles diferentes entre los hombres y las mujeres: el hombre como proveedor, las mujeres como cuidadoras. Se han dado avances.

¿La paridad en la política es suficiente para hablar de la participación de la mujer en este campo?

Es muy importante. Hay una frase que dice “si una mujer entra en la política, cambia la mujer. Cuando muchas mujeres entran en política, cambia la política”. Pasa a modificarse la agenda política de manera clara, cuando hay más mujeres en este campo.

El machismo no logra erradicarse de la sociedad.

Son siglos de desigualdad que nos lleva el machismo. Creo que estamos en una nueva era, en la que cada vez, más hombres están luchando codo con codo con sus compañeras, madres, esposas, amigas, hijas para construir esa sociedad más igualitaria.

Cada vez hay más hombres que nos tratan de igual a igual que, sabiendo que somos diferentes, saben que debemos tener los mismos derechos y las mismas oportunidades y tenemos que hacer el camino de la mano con ellos.

Pero siguen existiendo determinados reductos machistas de hombres y mujeres que son los que, espero, que poco a poco podramos erradicar.

¿Cómo erradicarlo? Hay campañas, encuentros, pero no se logra.

Desde la niñez, desde que nacen. Literalmente desde que ya les vestimos a ellas de rosa y a ellos de azul.

En el colegio es importantísimo que niños y niñas sepan que pueden tener exactamente las mismas oportunidades, que tienen los mismos derechos, que en casa les eduquemos también de esa manera.

Yo creo que eso lo cambiamos desde la niñez, luego hay que seguir trabajándolo toda la vida.