28-05-2019 | 07:00

Ganaron acción legal y 273 jóvenes siguen sin trabajo a un año de acabado el curso

El 31 de mayo se cumple un año de la culminación del curso de vigilantes e inspectores aduaneros y aún no hay fecha de graduación.

Ibarra. Entre el llanto y la protesta. Así está un grupo de padres de aspirantes a vigilantes e inspectores aduaneros que, hasta el momento, y pese a ganar una acción de protección, no han recibido fecha para la graduación ni se ha designado un lugar para trabajar.

Ayer reclamaron en las afueras del Centro de Formación de Vigilancia Aduanera y cerraron la Panamericana, en el sector, durante cinco horas.

Hecho. “Lo único que nos han dado son fechas ficticias, perdimos carreras universitarias”, enfatizó un aspirante que pidió no ser identificado.

Laura Játiva, madre de familia, asegura que viven en medio de la desesperación e incertidumbre.

Recordó que el 31 de mayo de 2018 , enviaron de descanso a los aspirantes y no llegó nunca la fecha de graduación ni la fuente de trabajo.

El pedido de los manifestantes va directo al Presidente de la República: “aquí hay 273 jóvenes listos para trabajar defendiendo al país en las fronteras. Ha pasado un año en medio de espera, oscuridad y sufrimiento”, recalcan.

Este viernes 31 de mayo se cumple un año de la finalización del curso en el Centro de Formación ubicado en Ibarra. El 20 de febrero de 2019, los 273 aspirantes y sus padres lograron una acción de protección a su favor por parte de la Corte Provincial de Justicia de Imbabura, en la que se resolvió la reparación integral e inmaterial para los afectados.

Hasta el momento, solo se ha cumplido la reparación inmaterial que consistió en el ofrecimiento de disculpas públicas por parte del Servicio Nacional de Aduana del Ecuador, SENAE, en la edición del 30 de abril de Diario EL NORTE. En las disculpas, entre otros aspectos, la institución se disculpa con los aspirantes que ingresaron al curso de formación en el año 2017, “por haber vulnerado sus derechos constitucionales... de esta forma, reparamos el daño causado a los señores aspirantes y a inspectores...”.

Sin embargo, la reparación integral, que tiene que ver con la fecha de graduación y la designación de plazas laborales, está pendiente.

“Pensamos que con la justicia y la acción que ganamos, se iba a dar cumplimiento inmediato, pero no fue así”, precisa el representante de los padres y los aspirantes a aduaneros, Wilson Galeano.

El padre de familia informó que se conformó una comisión en la que están designados: SENAE, Defensoría del Pueblo y una comisión de los representantes.

“El 23 de abril se desarrolló una reunión y el SENAE no se presentó ni adjuntó documentación. Hay un silencio absoluto e incumplimiento claro de la sentencia”, cita Galeano.

Desde la Asamblea Nacional se remitió un comunicado para que, hasta el 1 de mayo, el SENAE cumpla con la sentencia de la Corte Provincial de Justicia de Imbabura, pero esto no se dio, pese a que entre las sanciones se estipula la destitución de la directora General, María Alejandra Mu-ñoz Seminario.

En el cronograma se estableció que el 16 de mayo se debió ejecutar el proceso de idoneidad como aval para el ingreso al servicio público en la Aduana. EL 17 de mayo empezaba la modificación presupuestaria para que Finanzas autorice los valores económicos para el pago de los salarios de los aspirantes. Nada se ha cumplido, recalca Wilson Galeano.

El 23 de mayo nuevamente se convocó a una reunión para verificar el cumplimento de la sentencia, pero el SENAE no se presentó ni envió documentación.

Los afectados también realizaron plantones en Quito para ser atendidos por el presidente Moreno, pero todo ha sido en vano.

Diario EL NORTE consultó el tema con el SENAE y desde Comunicación nos indicaron que enviemos un email a senaerrpp@aduana.gob.ec y, hasta el cierre de edición no lo respondieron.