13-02-2019 | 09:00

Funcionario de la cárcel de Ibarra es llamado a juicio por concusión

Ayer se realizó la audiencia evaluatoria y preparatoria de llamamiento a juicio en contra de Willan Humberto P. de 60 años de edad.

Ibarra. El fiscal Andrés Jaramillo expuso ante el juez Freddy Sevillano, la mañana de ayer, todos los elementos de convicción en contra de Willan Humberto P., funcionario del Centro de Privación de Libertad de Personas Adultas Varones de Ibarra, quién está acusado por el delito de concusión.

El sujeto fue aprehendido por miembros de la Policía Nacional la mañana del último 28 de diciembre mientras se encontraba en el centro carcelario.

La abogada Cristina Garzón ejerció la defensa legal del procesado y, durante la audiencia, alegó que no se puede acusar a una persona únicamente por una denuncia verbal.

Los hechos. Según se ventiló en la diligencia judicial, el hoy procesado estaba encargado de revisar las carpetas de las personas privadas de libertad, PPL, para que puedan acogerse a los beneficios de la prelibertad que les ofrece la Ley.

Un PPL, que buscaba ser parte de este proceso, le comentó a su padre que el funcionario de esta dependencia le habría solicitado la cantidad de 50 dólares para agilitarle el trámite.

El interno es Esteban Sebastián B., de 22 años de edad, quién se encuentra cumpliendo la pena de 12 meses, luego de que fuera declarado culpable de ser cómplice de un robo de una volqueta de una institución pública de la provincia, que se encontraba colaborando en el traslado de material minero.

Luego de cumplir el 60% de la condena, el joven solicitó acogerse al derecho de la prelibertad y le dio a conocer a su padre que el funcionario estaría cobrando por acelerar dicho proceso para que su caso pueda ser revisado con celeridad.

Pablo B., padre del PPL, habría realizado una llamada a la vivienda del funcionario y luego mencionó que se le entregó el dinero acordado, con el mismo que habría sido encontrado el momento de su detención.

Investigación. Personal de la Dirección General de Inteligencia dio seguimiento al caso y encontró los indicios necesarios para que personal de la Policía Judicial de Imbabura realice la aprehensión del hoy investigado.

Al otro día fue presentado ante el juez e inició la instrucción fiscal, sin embargo no ordenaron su prisión preventiva ya que su defensa presentó los arraigos necesarios que garantizarían que no existía riesgo de fuga. Como medida cautelar se le prohibió salida del país y además debió presentarse todos los días en la Fiscalía.

Ayer el juez también ordenó la prohibición de enajenar sus bienes y, en las próximas semanas, se conocerá la fecha de la audiencia de juzgamiento en el Tribunal de Garantías Penales de Imbabura.