13-08-2019 | 13:30

La falta de conocimiento del Código Orgánico de la Salud crea polémica

El COS tuvo un amplio proceso de diálogo y negociación durante alrededor de 7 años, que permitió a diversos sectores dirimir sus puntos de vista y posiciones.

Ibarra. La discusión del Código Orgánico de la Salud, COS, lleva alrededor de 7 años a la espera de la aprobación. Fue el pasado 8 de agosto que se tenía previsto el segundo debate en el pleno de la Asamblea, sin embargo, la sesión 592 se suspendió por disposición del presidente, César Litardo. Esto generó un debate en la ciudadanía y en los organismos que están a la espera de la decisión final, además, de la desinformación sobre algunos de los artículos.

Problemas de comprensión. Son precisamente los temas de aborto, el uso del cannabis con fines terapéuticos, vientres de alquiler y el sistema nacional de salud, que continúan causando problemas de entendimiento entre los legisladores y bancadas.

“Es bastante amplio pero considero que los asambleístas deberían leer cada uno de los artículos para entender la magnitud de la importancia de tener un marco legislativo en el tema de salud.

Lamentablemente quienes se oponen focalizan ciertos artículos que son más controversiales pero sería importante que se puedan enfocar a todos”, opina Salo-món Proaño, presidente de la Red Nacional de Profesionales por la Salud.

Emergencia obstétrica. Contrario a lo que muchos creen, en el COS no se promueve el aborto legal, sino que se consideren como emergencias a los abortos de cualquier tipo y por cualquier causa aparente, así como todas las patologías que comprometen la salud materno fetal, por lo que deberán ser atendidas de forma oportuna.

En este punto Salomón dice que esto se traduce a que en el caso de que una mujer llegue con un aborto en curso sea atendida como una emergencia obstétrica. “Y también le da el respaldo al médico para mantener el sigilo como profesional y no tener que ir a la Fiscalía para que se dedique a la atención del paciente”, explica.

El cannabis no se fuma. Otro de los temas polémicos tiene que ver con el cannabis. “Definitivamente no se fuma. No sé por qué tenemos la concepción de que vamos a ver a un grupo de gente fumando luego de la aprobación del COS. Es todo lo contrario, el cannabis debe ser administrado en forma dosificada a través de la vía adecuada y de ningún modo se propicia el consumo de marihuana, sino que se debe aplicar con el mismo control de todas las drogas que se venden en farmacia”, dice Proaño.

En este artículo se hace hincapié en la posibilidad de que se pueda administrar los principios activos del cannabis en enfermedades muy específicas y luego de que se hayan realizado otros tipos de tratamiento pero sin resultados efectivos.

Vale mencionar que en el país hay personas que ya usan el cannabis para tratar dolencias, en la mayoría de casos de sus hijos, y usan netamente el aceite.

Apoyo. La Organización Panamericana de la Salud, OPS, a través de Gina Watson, representante en Ecuador, dijo que participó en este proceso mediante cooperación técnica en los temas solicitados por la Comisión Especializada del Derecho a la Salud con el apoyo de expertos, quienes pusieron a disposición evidencias científicas, así como las mejores prácticas destacadas de los países miembros de la Organización.

“La aprobación del COS fortalecerá el marco legal que en materia de salud incluye la Constitución de la República del Ecuador del 2009, que en su artículo 32 define el compromiso del Estado de garantizar el pleno derecho a la salud, y lo vincula de manera integral a otros derechos, como al agua, la alimentación, la educación, la cultura física, el trabajo, la seguridad social, los ambientes sanos y otros que sustentan el buen vivir”, dijo.

Fue en el año 2012 cuando comenzó la discusión de 405 artículos, 22 disposiciones generales, 26 transitorias, 18 reformatorias y 8 derogatorias.