04-12-2019 | 09:30
(I)

Exconcejala impugna elección ante Consejo Cantonal de Derechos

Una de las candidatas para representar a las mujeres ante el Consejo Cantonal de Protección de Derechos habló de “proceso ilegítimo”.

Ibarra. Lo que pudo ser una fiesta democrática para los ciudadanos del cantón se volvió una suma de inconsistencias que hablan de una desorganización, según indicó Carina Rivadeneira, una de las candidatas para representar a las mujeres ante el Consejo Cantonal de Protección de Derechos de Ibarra (CCPD-I).

Declaración. En entrevista concedida al canal online ENtv, la exconcejala de Ibarra expuso las razones por las que impugnó este proceso eleccionario; para lo cual entregó ayer la respectiva documentación al CCPD-I y su comisión electoral , con una copia al Consejo Nacional Electoral, Defensoría del Pueblo y Consejo de Participación Ciudadana. Estos últimos organismos de representación, a decir de la candidata, no tuvieron delegados en este proceso.

Detalles. “Para empezar, en el proceso de socialización ante las mujeres, antes de la inscripción de candidaturas, se mencionó que la votación iba a ser alzando la mano (al momento de la Asamblea), y que no se cumplió a pesar que el reglamento establece otra situación diferente de cómo hacer la votación”, indicó.

Además, mencionó que no se estableció un “tiempo designado”, al momento de la inscripción al llegar a la asamblea ciudadana y al momento de cerrar la inscripción.

Según Rivadeneira, no se explicó de manera adecuada las horas para la inscripción de los participantes.

“No nos entregaron un cronograma establecido de que desde las 08:00 a 09:00 sería la inscripción; que de 09:00 a 10:00 serían las palabras de las autoridades, no se nos dijo absolutamente nada”.

Sin embargo, durante el inicio de la asamblea se conoció que se dio lectura al cronograma y se advirtió de la hora de cierre del recinto electoral.

El instructivo. En el literal i del instructivo para la elección de los representantes de la Sociedad Civil que integrarán el CCPD-I consta, en el segundo párrafo, que “la duración de este proceso se establecerá acorde a la agenda para la asamblea cantonal, luego de este tiempo se procederá al cierre y la acreditación”.

Además en su literal k, el mismo instructivo indica que las votaciones se establecerán por mesas de trabajo.

En el caso puntual del enfoque de mujeres, la exconcejala explicó que hubo “compañeras” que llegaron a las 08:00.

“Al ver que no se habían instalado las mesas se regresaron a sus labores, a sus casas y al retornar otra vez, a las 09:00, se encontraron con una total desorganización; luego a las 10:00 cerraron las puertas del recinto, no dejaban entrar ni salir a nadie y yo me quede afuera”, indicó.

Carina Rivadeneira lamentó también lo que ocurrió después, en el interior del recinto y durante la elección. Ella presentó una moción, ante la Asamblea, para que se permita inscribir a las mujeres que llegaron más tarde y que puedan votar, sin embargo la misma fue rechazada por un grupo de mujeres que apoyaban a otra candidata, denunció.

“A pesar que se trataba de una elección abierta, se les estaba coartando su derecho al voto. En el procedimiento no hubo la seriedad del caso”, indicó.

Apelación. Frente a este hecho, Rivadeneira subrayó que la negativa por parte de la secretaría técnica del CCPD-I se fue por encima de la Constitución que en su artículo 95 establece, “como un derecho, la participación de la ciudadanía en todos los asuntos de interés público”. Por tanto el día de la elección ella decidió retirarse de la Asamblea.

Candidata apelante. Carina Rivadeneira fue concejal de Ibarra, por Alianza País, en el periodo de Álvaro Castillo. Con ella estuvo Hilda Herrera, proponente de la ordenanza por la cual se crea este Consejo.

Apelación. El reglamento sustitutivo para la elección de los representantes de la sociedad civil establece en su artículo 22: “que la organización o candidato dentro del término de 48 horas siguientes podrá apelar la resolución ante la Comisión Electoral, la misma que deberá resolver este recurso en el término de 48 horas, contadas desde la recepción del recurso, para resolver definitivamente la apelación, la cual no podrá ser objeto de recurso alguno posterior...”

Autoridades. Desde el Consejo de Protección de Derechos de Ibarra, con el objetivo de no entorpecer el adecuado desarrollo del proceso eleccionario se indicó que se respetará el plazo determinado para las impugnaciones para luego con base en la documentación recibida, emitir un comunicado al respecto.

Esta previsto que el viernes de esta semana se conozca cómo quedan establecidas las diez mesas con sus dos respectivos representantes.