06-12-2018 | 15:39

El retornar a su ciudad les cambió la vida

Los adolescentes, que han regresado del exterior al país, recorrieron lugares históricos del cantón. Además plasmaron sus vivencias en diferentes actividades.

Ibarra. Con charlas, recorridos, visitas, música, danza, dramatización y gastronomía, un grupo de 20 jóvenes que retornaron al país, recorrieron Ibarra y compartieron sus vivencias de cómo ha sido el proceso de adaptarse a su nueva forma de vida, luego de haber estado en el exterior.

Durante tres días el Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana les organizó una amplia agenda, guiada por técnicos especializados en procesos de retorno.

La mayoría regresaron con sus familias desde España, Italia, Alemania y Venezuela y aseguraron que el cambio ha sido un proceso fuerte, sin embargo, están muy contentos de estar nuevamente en la ‘Ciudad Blanca’.

Los jóvenes, en su mayoría, son estudiantes de las unidades educativas Mariano Suárez Veintimilla y Víctor Manuel Guzmán. Entre ellos también estuvieron estudiantes de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador, Sede Ibarra.

Representante. Yadira Aldaz, delegada técnica provincial del Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana, mencionó que los chicos migraron hace muchos años con sus padres, e incluso, algunos han nacido fuera del país.

“Ha sido nuestro interés, como encargados del tema de movilidad humana, poner atención a los jóvenes, quienes en su desarrollo y ambientación han tenido la ruptura del entorno en el que estaban viviendo en el exterior y tuvieron que regresar al Ecuador.

Con esta actividad buscamos, a través de la música, cultura, arqueología y gastronomía, demostrarles que nuestro país tiene riquezas y, a su vez, transmitirles y afirmar esa identidad cultural en nuestros jóvenes ecuatorianos”, mencionó la funcionaria.

Agenda. El primer día del encuentro, los asistentes conocieron las vivencias de retorno de los 20 jóvenes y les compartieron un poco de la historia de Ibarra y el país, poniendo énfasis en el tema cultural.

En el segundo día recorrieron las Tolas de Socapamba, Yahuarcocha, Caranqui, el Inca Huasi, entre otros lugares del cantón.

La idea fue que ellos puedan conocer los sitios para palpar y ver la riqueza natural y arqueológica que tiene Ibarra, además compartieron en una tradicional “Pamba Mesa”, que fue una de las cosas más novedosas del recorrido.

Para contrastar la actividad histórica, el grupo visitó también el lado moderno de Ibarra y, acompañados de los técnicos, llegaron hasta el edificio del Servicio Integrado de Seguridad ECU 9-1-1, para conocer cómo se maneja el tema de la seguridad en la zona.

Como parte del recorrido, también estuvieron con la familia Núñez, que se dedica a la fabricación y venta de las tradicionales nogadas en el parque La Merced, en donde se asienta gran parte de la gastronomía de Ibarra.

Trabajos. Ayer finalizaron las jornadas y tuvieron una exposición a través de música, danza y dramatización, de lo que significó para ellos este retorno y como es su apreciación de vivir aquí. En el centro cultural El Cuartel un grupo de músicos migrantes trasmitió a los jóvenes su experiencia de ser embajadores del arte en el exterior.

recorrido en el pueblo
Los adolescentes retornados conocieron más de la cosmovisión indígena del cantón y compartieron emotivos momentos con quienes les acompañaron en el recorrido. Una de las actividades fue ser parte de una ‘Pamba Mesa’, costumbre propia del pueblo indígena, en donde colocan varios platillos andinos en una tela sobre el piso y luego se alimentan sin utilizar cubiertos ni vajilla. La mayoría nunca había escuchado o visto esta tradición indígena y ahora se empaparon de las costumbres que se viven en el sector rural deL cantón.