09-10-2019 | 08:00

El comercio en Ibarra está activo solo en un 20 %

Según datos de la Cámara de Comercio de Ibarra, los afectados son aproximadamente 16 mil pequeños comerciantes, 140 hoteles y más de 500 bares.

Ibarra. Los comercios y hoteles de la ciudad registran una baja considerable en su actividad debido al paro que hoy cumple su séptimo día. El Presidente de la Cámara de Comercio de Imbabura, Ramiro Aguilar, dice que solo un 20 % de comerciantes están activos pero con cierto de temor por lo que los locales cierran a partir del mediodía.

Evitar robos. Los dueños de pocos locales comerciales del centro de la ciudad empiezan a abrir desde las 09:00. Solo abren por el lapso de tres horas ya que tienen miedo por los acontecimientos que se han registrado en la provincia y en el país. “No podemos estar tranquilos porque no sabemos si nos vienen a robar. En el caso de que sea así no creo que la Policía venga a socorrernos porque sabemos que están evitando los desmanes”, dijo Andrea Salazar.

Angustia. Aguilar explicó que se registran 16 mil pequeños comerciantes en Ibarra. “Ellos viven del día a día y actualmente ya están en una situación angustiosa. De igual forma alrededor de 140 establecimientos hoteleros y más de 500 bares que tenían sus esperanzas en La Cacería del Zorro”, dijo.

Pérdidas. Por su parte, Carlos Orozco, miembro de la Asociación de Hoteleros de Imbabura, AHOTIM, dijo que desde el jueves anterior no registran ventas y hay algunos turistas que están varados en los hoteles de la ciudad. Muchos de ellos son extranjeros por lo que Orozco dice que esto también “perjudica la reputación del destino”.

De igual forma se mostró preocupado por la llegada del feriado de octubre. “Indistintamente de cuál sea la resolución y el momento en que se resuelva esta situación, las pérdidas van a ser de toda la semana tomando en cuenta que la gente tiene temor de salir y va a preferir quedarse en su lugar de residencia”, agregó Orozco.

Supermercados. En cuanto a los supermercados se observó que algunos del centro de la ciudad trabajaron con precaución. “Hemos decidido trabajar con la puerta enrollable semiabierta por si sucede algún inconveniente podemos bajarla inmediatamente”, dijo un colaborador de una cadena nacional que prefirió no identificarse.

Las personas han asistido masivamente para abastecerse de los productos de primera necesidad. “La situación está difícil y no veo que se vaya a solucionar. Por eso lo mejor es estar precavidos y hacer las compras para lo que resta del mes”, dijo Jaqueline Suárez.

Desabastecimiento. En algunos lugares los alimentos y productos necesarios para el día a día empiezan a escasear. Esta información fue corroborada por el presidente de la Cámara de Comercio de Ibarra, quien dijo que espera que las cosas no pasen a mayores y se solucionen lo más pronto con la finalidad de no seguir afectando a la economía local.

Pequeñas tiendas. Las tiendas de los barrios han tenido mayor actividad en los últimos días, sin embargo, los productos empiezan a agotarse y la preocupación es constante.

Botellones de agua, papel higiénico, atún y fideos son los productos que más compran los vecinos.

“Estamos en momentos difíciles y las personas se están desesperando. En las redes sociales hablan de que hay desabastecimiento y entonces empiezan a buscar en las tiendas. Para nosotros es algo bueno, inicialmente, ya que vendemos más de lo normal y nuestros ingresos mejoran, sin embargo, los camiones que nos surten de productos no están llegando y eso ya nos genera problemas y pérdidas. Queremos que esto llegue a su fin”, dice Janeth Lima.

Panaderías. Hasta el momento las panaderías se encuentran laborando con normalidad. Lo que se evidencia es que el pan se agota más temprano. “Antes sacábamos el pan temprano en la mañana y se agotaba hasta las 15:00. Hoy máximo al medio día ya no tenemos y nos toca hacer uno o dos turnos más para poder abastecer la demanda”, dice Luis Romero, propietario de una panadería en Los Ceibos.

Añadió también que le preocupa que su materia prima se agote y ya no pueda elaborar más pan.