07-11-2019 | 10:15

Dos ordenanzas de ordenamiento se aprobaron en Concejo

Desde hace 30 años existía una ordenanza que regula los cementerios, pero no se adapta a las necesidades actuales de la población.

Ibarra. El Concejo Municipal de Ibarra se reunió ayer en sesión extraordinaria para aprobar dos cuerpos legales en segundo debate. La primera tiene que ver con la ordenanza que regula la titularización de los bienes inmuebles consolidados en el sector urbano y rural a través de particiones administrativas y fraccionamientos de hecho y la ordenanza sustitutiva que norma la administración, servicio y funcionamiento de los cementerios públicos o municipales y privados de Ibarra.

Titularización. Con respecto a la primera normativa, la municipalidad al crear una ordenanza de titularización de predios urbanos y rurales permitirá la aprobación de los fraccionamientos de hecho, lo que contribuirá al ordenamiento territorial del cantón, a favorecer el desarrollo del hábitat y preservar las condiciones adecuadas de intervención en el territorio buscando la titularidad de la propiedad de forma individual, para los barrios, comunidades y pueblos de los sectores rural y urbano otorgando de esta manera seguridad jurídica a la propiedad y garantizando los derechos de los sectores más vulnerables .

El punto más álgido del debate fue el hecho de la generación de una tasa para el levantamiento topográfico a través de los profesionales con quienes se suscriba un contrato de servicios para este fin. “Esto no es impositivo, el usuario puede contratar de acuerdo a la tasa referencial que establece el municipio”, manifestó el concejal Oscar Caicedo.

“Esta normativa permitirá terminar con muchas mafias que existen en esta rama”, acotó la edil Tania Cahamorro.

A criterio de Oscar Lomas esta ordenanza va en contra de la Constitución, porque se opone del derecho al trabajo libre y voluntario.

La ordenanza fue aprobada con seis votos a favor.

Cementerios. La ordenanza fue aprobada con nueve votos y tiene que ver principalmente con la administración del cementerio San Miguel de Ibarra.

El terreno de este Campo Santo fue entregado formalmente al municipio en el año 2017, pero tenía su administración propia, por medio de una junta Pro Mejoras. Después de varias denuncias y peticiones de entrega de cuentas a los actuales administradores, entra en vigencia esta normativa con la que se regula los servicios, la administración y la operación de los cementerios públicos o municipales y privados del cantón.

Auditoría. Según el concejal Leonardo Yépez, una auditoría que se aplicará a la administración del cementerio será la hoja de ruta para clarificar todo lo que ha pasado en los años anteriores.

En los próximos diez días se nombrará a quienes se harán cargo de administrar el cementerio y quienes serán los que entreguen informes y rindan las cuentas que sean necesarias al administrador municipal.

Catastro. Además se estableció la necesidad de levantar un catastro de la situación jurídica de todos los cementerios que se encuentran en el sector rural y urbano de Ibarra, donde se presume la existencia de monopolios en el caso de recaudaciones, dineros en los cuales nada conoce la administración municipal.

Con esta nueva ordenanza el Municipio se hará cargo definitivamente de la Administración del Cementerio San Miguel de Ibarra, de los ingresos que genere, en tanto se regulará el trabajo de los distintos servicios funerarios que operan en el Cantón, para beneficiar a la población, en especial a la menos favorecida, que en ocasiones no puede velar dignamente a sus muertos.

Dentro del debate de esta normativa se solicitó a la ciudadanía que se no cancele ningún valor a la Junta Pro mejoras del Cementerio San Miguel hasta la aprobación de esta ordenanza