08-11-2019 | 09:00

Comerciantes piden la derogatoria para trabajar con libertad

Ayer se organizó una caravana motorizada, que recorrió el centro de la ciudad, como forma de rechazo a este permiso de transporte.

Ibarra. Los permisos de operación para Transporte Por Cuenta Propia generan malestar en unos 400 ibarreños que se han agrupado para rechazar este documento y pedir la derogatoria del mismo ya que explican que es un perjuicio para su trabajo. Ayer realizaron una movilización por las principales calles de la ciudad.

Pedido. Francisco Vaca, uno de los afectados y coordinador del grupo, comentó que el objetivo es que la gente conozca de este tema y más perjudicados se sumen a esta lucha que han emprendido. “Lo que queremos es que se derogue porque para nosotros es imposible cambiar el parque automotor”, dijo.

Su pedido se debe a que los automotores deben cumplir ciertas características para que sean considerados para este permiso.

Por ejemplo, no se pueden usar furgonetas de pasajeros y sacar los asientos para transportar productos sino que se debe contar con camionetas o camiones de carga.

Desde la ANT. Esto fue explicado por Alexander Terán, director de la Agencia Nacional de Tránsito en Imbabura, quien además en una entrevista previa mencionó que esta es una habilitación para quienes tengan actividades que no sean de transporte público y no pertenezcan a una compañía de transporte, es decir, que sean actividades particulares o inherentes a su negocio.

Terán señaló que esto ya existía en la misma Ley de Tránsito desde hace algunos años pero lo que se hizo es actualizar (en 2017) a las necesidades del usuario, ya que anteriormente se consideraban solo cuatro actividades económicas y en la actualidad se consideran a todas, sin excepción.

Dijo que el objetivo es que esta actividad esté regulada, autorizada y no caiga en la contravención de la informalidad.

No es factible. Vaca considera que en estos momentos de crisis no es posible que puedan cambiar sus automotores y peor aún contar con diferentes vehículos, uno para trabajar y otro para sus labores diarias o compartir con la familia.

Seis meses. Actualmente se encuentran trabajando con normalidad, luego de que los afectados pudieron mantener una reunión con las autoridades y expresarles sus inquietudes.

En esa reunión se estableció que durante seis meses no se harán controles ni se pedirá este documento con la finalidad de que puedan solucionar sus inconvenientes. “Es un plazo temporal y volverán los operativos.

Por eso queremos alzar nuestra voz, que la gente conozca lo que está sucediendo para que más personas se sumen y nos ayuden a luchar para derogar esto”, expresó Vaca.

Concentración. Ayer, los afectados se concentraron en el parque Ciudad Blanca. Con carteles y pitos expresaron su rechazo a esta Ley. Esposas e hijos también estuvieron presentes para apoyar e insistir en que es un atropello al trabajo y a la economía de decenas de hogares.

Recorrieron las calles del centro de la ciudad y hasta el cierre de esta edición tenían previsto llegar hasta el polideportivo de La Candelaria, en El Retorno.

Sobre la ley. La ley Orgánica de Transporte Terrestre Tránsito y Seguridad que conforme al artículo 58, dice que existe una figura llamada servicio de transporte “por cuenta propia”, cuyo reglamento, en efecto, obliga a los usuarios a sacar un “permiso de habilitación de vehículos para cuenta propia” (febrero del 2018). Quienes no cumplan con la disposición serán sancionados según el Código Orgánico Integral Penal, que establece dos salarios básicos (USD 788), reducción de 10 puntos en su licencia y retención del vehículo por mínimo siete días, al conductor que no cuente con el título habilitante.