06-05-2019 | 08:53
(I)

Comedor solidario es una ayuda para los que menos tienen

El comedor solidario abre todos los jueves. Reciben en sus instalaciones a personas de cualquier nacionalidad que necesiten un palto de comida.

Ibarra. Todos los días jueves un grupo de mujeres acoge a ciudadanos venezolanos de bajos recursos que necesiten un plato de comida.

Las integrantes de esta iniciativa decidieron nombrarlo “Comedor Solidario de Ibarra”, si bien, la mayoría de personas que llegan al lugar son venezolanos, comentan que el comedor está abierto para todo tipo de personas de bajos recursos económicos que necesiten un plato de comida.

Inicio. Lennys Berutti, docente universitaria y voluntaria del comedor comenta que este centro nació gracias al apoyo de una compañera ecuatoriana la cual desinteresadamente brinda apoyo a las personas de bajos recursos económicos o que se encuentran en situación de crisis extrema.

El comedor solidario de Ibarra inició el 27 de febrero con la primera repartición de comida, atendiendo en primera instancia a 14 personas, la semana pasada llegaron más de 60 personas.

Para sostener el comedor reciben donaciones voluntarias de docentes de las universidades de Yachay y de la UTN quienes ayudan con monto mensual para comprar los alimentos.

Horarios. El comedor abre solo los días jueves de 12 a dos de la tarde. Cada almuerzo tiene un valor de 50 centavos y comprende un plato de sopa, el segundo y jugo.

“El objetivo del comedor es atender a personas en situación de calle, las que vienen de paso, sabemos que Ibarra es una ciudad grande por eso el ingreso de venezolanos es bastante alto. La idea es que ellos tengas un sitio donde comer, a veces vemos la situación en las que se encuentran y no les cobramos”, acotó Lennys

Patricia Guaña, voluntaria del comedor, menciona que el local en el que atienden a los ciudadanos venezolanos pertenece a la Iglesia Bau-tista Betania la cual prensa sus instalaciones para que puedan realizar esta labor social.

“Tenemos mucho compromiso con la labor social con los grupos vulnerables, estamos atendiendo a más de 60 persona, en su mayoría a venezolanos de paso o a personas que están empezando algún negocio en Ibarra, nosotros quisiéramos que se unan mucha más personas que se sientan con la capacidad de compartir y ayudar”, recalcó Patricia.

La comida está preparada por los integrantes de la Iglesia Bautista Betania, los cuales preparan los alimentos para las personas que acuden al comedor, otros lavan los platos y los voluntarios venezolanos colaboran con la atención.

Patricia recalca que al comedor se han acercado ecuatorianos, americanos y colombianos donde se los atiende sin importar la nacionalidad que tengan.

“A veces llegan después de muchos días de viaje y no tiene nada que comer, la idea es brindarles ese apoyo que necesitan.

Para nosotros es sumamente gratificante hacer esta labor social, la idea es que podamos de alguna manera atender el problema que sabemos que tiene Ibarra, le hemos planteado proyectos a la futura alcaldesa por que la idea es ayudar”, mencionó.

Carmen Silvo es una de las beneficiadas, recalca que el comedor es una buena iniciativa ya que por lo menos pueden alimentarse con comida balanceada una vez por semana.