13-05-2019 | 11:44

78 años de la Cruz Roja en Imbabura

El próximo 19 de mayo, esta institución realizará una competencia atlética. El objetivo será recaudar fondos para ayudar a personas que tienen discapacidad.

Ibarra. “En todas partes, para todos” es el lema que utiliza a nivel mundial la Cruz Roja. Esta institución que está llena de personas que les gusta ayudar a los demás, cumplió 109 años como movimiento en el Ecuador y 78 en de presencia y trabajo en la provincia de Imbabura.

Reacción. Un equipo de Diario EL NORTE visitó las instalaciones de la Cruz Roja Ecuatoriana Junta Provincial Imbabura, para conocer de la fuente qué es ser voluntario de este movimiento. Por ejemplo, Isabel Almeida, joven guayaquileña de 26 años de edad lleva 10 años enrolada en la institución.

Ella es la coordinadora provincial del programa Juventud para la Cruz Roja Ecuatoriana Junta Provincial Imbabura.

“Para nosotros ser voluntarios representa el carácter humanitario netamente, el poder ayudar a personas que se encuentran en condición de vulnerabilidad con las capacidades que ya tenemos y las capacidades que dentro de la institución se instauran para poder brindar un mejor servicio”, dijo Isabel, quien desde hace dos años está radicada en Ibarra.

Sus miembros. En la actualidad, la institución cuenta con alrededor 400 voluntarios, quienes están divididos en cantones como en Otavalo, Antonio Ante, Pimampiro e Ibarra.

A este movimiento se suman personas que desean ayudar a los demás y salvar vidas.

Los voluntarios están distribuidos en varias áreas. Por ejemplo, acciones en de rescate, prehospitalarias, acciones de planes familiares o de reducción frente a riesgo.

También, con el objetivo de prevenir embarazos no planificados, les enseñan a las personas a utilizar correctamente un preservativo.

Requisitos. Llegar por voluntad propia es el principal requisito que necesitan para sumarse a la Cruz Roja Ecuatoriana.

Isabel Almeida explicó que jóvenes desde los 16 años de edad pueden ingresar y ser parte de este movimiento humanitario.

Una vez adentro viven un proceso formativo que se le conoce como promociones, los mismas tienen una duración de tres meses, donde aprenden y conocen sobre las 12 líneas de acción con las que cuenta el movimiento.

Posteriormente se gradúan y puede elegir uno o más programas para especializarse, entre ellos salud, principio y valores o gestión de riesgos.

Testimonio. Andrés Cárdenas, joven ibarreño de 23 años de edad, lleva 8 años como voluntario en la Cruz Roja Ecuatoriana Junta Provincial Imbabura. “Ser voluntario ha sido una de las experiencias más grandes que he tenido en mi vida. De hecho, la institución fue la que me formó y por ese motivo opté por seguir la carrera de tecnología en Emergencias Médicas”, mencionó Andrés.

También dijo que en la institución fue creciendo poco a poco, gracias a las prácticas, al voluntariado y a las amistades que ha hecho.

“El primer principio que manejamos aquí en Cruz Roja es la humanidad. Es uno de los que más me ha motivado para ser voluntario; el hecho de ayudar a una persona, sin esperar recibir nada a cambio”, sentenció Andrés.