13-02-2019 | 12:53
(I)

Abuelita ‘Matico’ ya tiene más de un siglo de vida

Cada Navidad la familia de Matilde Ordóñez se reúne y durante esta celebración organizan la planificación para el próximo cumpleaños de la abuelita.

Ibarra. Se llama Matilde Ordóñez pero le dicen ‘abuelita Matico’. Su cabello es completamente blanco, no escucha muy bien y se agarra las manos porque siente frío.

Ya tiene más de un siglo de vida. El 27 de enero cumplió 105 años y es quien mantiene aún la unión en la familia.

Aunque no habla mucho, cuenta que se dedicaba a los quehaceres del hogar, era modista y devota de San Francisco.

Ahora pasa sentada en una habitación, acompañada de una de sus hijas o a veces de sus nietos, cuando la llegan a visitar.

Gladys Albán de 78 años de edad, es la primera de los seis hijos que tuvo doña Matilde.

Ella menciona que siempre han estado convencidos que por su calidad de madre, mujer y esposa, “la íbamos a tener mucho tiempo porque son cualidades que merecen esta edad”.

Una de las tradiciones que se mantienen en esta familia es celebrar cada año la Navidad, “el núcleo de nuestra familia es mi mamá”, dice Gladys.

Lo importante para la familia es que ‘Matico’ es lúcida, recuerda a sus hijos, sabe de cada uno y está pendiente de lo que pase.

Expresión. Bendecida, así es como se siente Ximena Villota, la sexta nieta de ‘Matico’. “Esta fortuna no la tiene cualquiera, sé que ella se ganó esta longevidad por su estilo de vida, por su amor al prójimo, por esa forma de vivir con mucha cautela”, dijo.

Este legado, como denomina estas palabras Ximena, es heredado por los hijos y nietos. “Siempre va a estar con nosotros porque es una mujer saludable”.