05-11-2019 | 09:30

90 bares escolares serán inspeccionados por ARCSA

Ibarra. Con el objetivo de precautelar la salud de la comunidad estudiantil y corroborar que se expendan productos que contribuyan a una nutrición balanceada para los niños, niñas y adolescentes, la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria, Arcsa, a través de su Coordinación Zonal 1, realiza operativos de control en bares de los establecimientos educativos de Imbabura.

Reuniones. Luego de reuniones mantenidas en la Mesa Intersectorial de Salud, técnicos de los ministerios de Educación y Salud, en conjunto con técnicos de la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa), iniciaron con los controles, empezando con las unidades educativas de Ibarra.

Verificación. El control en los bares escolares de unidades educativas fiscales inicia con la verificación de una adecuada infraestructura para la preparación y almacenamiento de alimentos, en donde deben mantenerse estanterías limpias y los productos no deben tener contacto con el suelo.

Parte del control es verificar la limpieza y aseo del personal que manipula los alimentos, quienes deben contar con una cofia, mascarilla, delantal que sea de colores claros y no tener joyería (aretes, anillos) o uñas pintadas. Los alimentos procesados también son verificados por los técnicos, quienes revisan que cuenten con el semáforo nutricional y no tengan contenidos altos en grasas, sal y azúcar, además que deben tener Notificación Sanitaria ecuatoriana.

En Imbabura existen alrededor de 90 bares escolares que están en unidades educativas fiscales de los seis cantones.