10-01-2019 | 08:59

$ 200 000 cuesta la intervención en el control de Mascarilla

A pesar que el control policial quedó destruido, la Policía Nacional no dejó de trabajar en el sitio y los controles se intensificaron desde el pasado 23 de agosto.

Ibarra. Para el próximo 15 de febrero tienen previsto culminar los arreglos en el Control Policial de Masca-rilla. El inicio de la reestructuración demoró, según las autoridades, porque en el sitio estaban realizando un peritaje y, posteriormente, la reconstrucción de los hechos violentos suscitados el pasado 23 de agosto. Sin embargo los trabajos de adecuación se están ejecutando y, según la Gobernadora de Imbabura, Marisol Peñafiel, el costo de la obra ascendería a USD 200 000.

“El espacio se encuentra en obra gris, se han ubicado ya portones y se ha trabajado en la garita”, mencionó Peñafiel.

Detalles. La Gobernadora comentó que la Asegura-dora Sucre está realizando las adecuaciones en el lugar, que permitirán mejorar las condiciones de labores y estadía de los miembros de la Policía Nacional acantonados en el espacio en donde se ubican varias unidades élite.

“Mantuvimos una reunión con el alcalde de Ibarra, Álvaro Castillo, sobre temas de seguridad. En la reunión se trató de cómo en la parte externa se puede adecuar el espacio con mayores seguridades para garantizar la integridad física de los servidores policiales”, dijo.

Además manifestó que el alcalde se ha comprometido a realizar una inversión en el área y el coronel Víctor Zárate, por su parte, a realizar el estudio y determinar que se requiere para asegurar el espacio.

“Tenemos la necesidad de implementar, no sólo en este sector sino en todo el cantón, cámaras de seguridad, en Mascarilla están instaladas algunas y colocaremos otras. Tuvimos además una reunión con el coordinador del ECU 9-1-1 donde se han establecido estratégicamente los sitios para tener cubierta la zona”, aseguró Peñafiel.

Tema legal. En torno a la denuncia presentada ante Fiscalía de Imbabura, Peñafiel manifestó que el Ministerio del Interior tiene su abogado correspondiente. “Nosotros somos la parte afectada, por eso pedimos que se amplíe la investigación y se vinculen a otros actores como en el caso de Pimampiro, en donde avanza el proceso. En Mascarilla, los policías fueron agredidos y destruyeron la infraestructura y logística como patrulleros. Los procesos judiciales siguen y la Fiscalía continúa investigando”, agregó.

Además informó que mantendrán una reunión con la fiscal general, Ruth Palacios y los altos mandos policiales, con el objetivo de que los hechos violentos en contra de los miembros policiales no queden en la impunidad.

“Aspiramos que los involucrados estén identificados,

la Policía Nacional presentó todas las pericias correspondientes para que se esclarezcan los hechos y se pueda sancionar a los responsables”, dijo Peñafiel.

Según la información que recibió en la Fiscalía de Imbabura, el proceso lo están manejando dos fiscales, con el uno la investigación avanza en más del 90% y con el otro en un 50%.

“Hemos manifestado que urge la necesidad de dar una respuesta frente a un hecho punitivo y la presunción de participación de ciertos actores que fueron parte de estos hechos que atentaron a la paz, seguridad e integridad física de los gendarmes que estaban en el sitio realizando un procedimiento”, finalizó.