16-03-2019 | 11:11
(I)

11.823 millones de horas al año destinan todos los ecuatorianos al hogar

Independientemente del grupo étnico al que pertenezcan, las mujeres muestran mayor participación en la producción del trabajo no remunerado.

Ibarra. Anita Melo se levanta a las 05:30. Prepara el desayuno para nueve personas entre ellas su esposo, sus hijos y nietos, cuida de uno de los pequeños mientras continúa con los quehaceres del hogar en el transcurso del día.

Los ecuatorianos destinamos 11 823 millones de horas al año a las actividades domésticas y de cuidado.

Esto representa una producción anual de 19 880 millones de dólares, equivalente al 20 % del Producto Interno Bruto (PIB).

Dentro de esta valoración, el aporte de las mujeres a la economía dentro del hogar es del 76 % (15 131 millones de dólares) mientras que los hombres aportan con el 24% (4 749 millones), informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

Los principales resultados confirman que, de un total de 66 actividades destinadas para el propio hogar, para otros hogares o para la comunidad, 51 lo realizaron en mayor proporción las mujeres.

Organización. Anita Melo asegura que el tiempo del día pasa muy rápido, pero para alcanzar a hacer las cosas de su casa, dice que solo es cuestión de organizarse.

A las 10:30 su nieto Ezequiel duerme y es ahí cuando aprovecha para preparar el almuerzo, ya que a las 13:00 debe estar listo porque llegan sus hijos de los trabajos.

“El tiempo vuela, a veces me levanto a las 04:30 porque tengo que salir a hacer algo y adelanto el almuerzo para yo poder salir tranquilamente”, dice mientras sostiene en sus brazos a Ezequiel y le da el biberón.

Luego del mediodía se dedica a ayudar en las tareas a sus nietos hasta que lleguen sus hijas.

La merienda es más fácil para ella, ya que muchas veces prepara agua aromática acompañada de lo que quedó del almuerzo o de un pan, y así es como termina el día Anita, quien solo descansa los domingos.

Apoyo de la familia. Comenta también que recibe la ayuda de su esposo, Guido Chiliquinga, “me da barriendo la casa, lava los platos y a veces me voy al mercado y cuando llego encuentro la cocina arregladita”, menciona.

De acuerdo a la información proporcionada por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos, de cada 100 horas, las mujeres destinan 88 y los hombres 12 horas a las actividades de cocción o preparación de alimentos, o limpieza de la casa.