Ibarra recordó la muerte de Jesús en el tradicional viacrucis

ssabadosanto

Ibarra.- La capital de Imbabura y el mundo conmemoraron ayer, Viernes Santo, el día de la crucifixión de Jesús, donde se recordó la muerte en la cruz del fundador del Cristianismo en Nazaret, ciudad de Israel.


En el Ejido de Caranqui la población volvió al pasado. Aquí hubo más de 10 actores que nos trasladaron a las escenas donde Jesús fue maltratado y crucificado.

Niños, jóvenes, adultos y ancianos se unieron a la caminata hasta el estadio de Caranqui, donde continuaron las escenas.

Organización.- José María Moncayo, hermano general de la fundación Madre Virgen de la Cascada, de Ejido de Caranqui, explicó que desde hace 20 años se realiza el Santo Viacrucis en Cuadros Vivos.

Los personajes se disfrazaron de soldados romanos, verdugos, sumos sacerdotes y de esta forma Ejido de Caranqui se transformó en el pueblo de Israel.

Para Moncayo, la tradición no se ha perdido, ya que mientras caminaban la ciudadanía se unía para ser parte de este acto que se lo realiza en ciertos países.

jesus

Últimas estaciones.- En el estadio de Caranqui se desarrolló la décima estación, donde Jesús fue desnudado; en la décima primera fue clavado en la cruz; en la décima segunda Jesús murió en la cruz; en la décima tercera fue el descendimiento y la sepultura se realizó en la décima cuarta estación mientras se escuchaba la narración en un parlante grande.

El Jueves Santo la Iglesia católica también conmemoró la institución del sacramento de la Eucaristía en la Última Cena, el lavatorio de los pies realizado por Jesús a sus 12 discípulos y la oración en el huerto de Getsemaní. Moncayo dijo que el significado del Jueves Santo es cuando Jesús empezó su pasión. Ese día se cubrieron los cuadros religiosos en las iglesias porque solo interesa la pasión del Señor.

“Nos centramos en nuestro señor Jesucristo que va a hacer crucificado y resucitado al tercer día”, agregó Moncayo.