Ibarra reactiva de manera paulatina los hoteles

El sector hotelero también es uno de los más golpeados por el coronavirus. El turismo depende de ellos. A pesar de que se está tratando de reactivar esta actividad en la provincia con promociones en redes sociales, el sector hotelero busca mantenerse hasta que termine el año, ya que desde octubre del año anterior, por la protesta social, la crisis económica aumentó y empeoró con la llegada de la pandemia.

Algunos propietarios de hoteles han aprovechado la pandemia para innovar los espacios y reactivarse el próximo año, otros han bajado las tarifas de alojamiento con el objetivo de dinamizar la economía entre todos.

A pesar de que habrá próximos feriados en el país, las expectativas son bajas para la reactivación. Carlos Salazar, presidente de la Asociación de Hoteleros de Imbabura, explicó que hay mucha gente que todavía tiene miedo en salir, “pensar que este feriado nos va a ayudar o tendremos visitantes de una forma masiva, no”.

Sin embargo, aseguró que están trabajando para un futuro mejor, “estamos innovando, recreando nuestros establecimientos”.

Salazar, quien es propietario de la Hostería Cananvalle, señaló que han invertido en tiempo, dinero, e ideas para tener algo diferente.

Asimismo, indicó que con la ordenanza de reactivación económica se logró que se exonere en su totalidad la licencia única de funcionamiento y que se les cobre solo el 50 % del pago de la patente municipal. Para Salazar, de una u otra forma van a ayudar al pequeño empresario a manejar la economía.

“Pero lo más importante de esta labor es que se ha permitido en trabajar en proyectos de planificación”.

Se ha conseguido, según Salazar que la municipalidad les tome en cuenta para poder elaborar por primera vez un plan de desarrollo turístico, donde el sector público, privado y la academia puedan trabajar de manera conjunta.

“Eso quiere decir que esperamos en un tiempo no muy lejano contar con un plan integral de desarrollo”, manifestó Salazar.

El representante de los hoteleros también mencionó que viven con un “espíritu de resiliencia bastante grande, los hoteleros somos personas que hemos invertido mucho porque creemos en el potencial y la belleza que tiene nuestra provincia”, dijo.

Asimismo, agregó que a pesar de la pandemia y la crisis que ésta ha dejado, seguirán luchando.

Los hoteleros viven también diferentes realidades. Andrés Méndez, gerente hotelero de la Hacienda Pinsaquí, mencionó que el turismo internacional es uno de sus fuertes y con el cierre de algunos aeropuertos por la pandemia, sí se vieron afectados.

Pese a ello, añadió que han tenido una buena aceptación del turismo nacional, que con la misma circunstancia de no poder salir fácilmente del país están viajando internamente.
Desde julio pasado que volvieron a operar aseguró que sí tienen la visita de turistas, sobre todo, los fines de semana, pero que no se llenan en su totalidad, como se registraba en años anteriores.

Méndez añadió también que todavía existe el temor en la gente por la pandemia. Sin embargo, indicó que los visitante ya no llegan con familias enteras, muchas veces solo en parejas. De la misma forma, para tratar de reactivarse han disminuido el costo de las habitaciones y han organizado varios eventos con la finalidad de atraer al turista.