Procesos para obras en Ibarra se retomaron, según alcaldesa Andrea Scacco

El presupuesto de la municipalidad de Ibarra, como otros Municipios del país, disminuyó en aproximadamente 20 millones de dólares en 2020, es decir hubo un 28.33 % de asignaciones menos.
De acuerdo al informe de rendición de cuentas, al Municipio le debieron del IVA en 2020 alrededor de 8 millones 66 mil dólares.

También han tenido pendiente unas transferencias por tema patrimonial de 840 mil dólares, que hasta ahora no han recibido.

Ahora es uno de los pocos Municipios que ha ido recibiendo el IVA aún cuando es en bonos (USD 3 millones).

Según la alcaldesa Andrea Scacco, con este recurso ahora están haciendo la contratación para la rehabilitación del ex edificio del Teodoro Gómez de la Torre.

Otra obra importante es el Sanjuanódromo, financiado con bonos, así como también algunas adquisiciones para el mejoramiento lacustre de la laguna Yahuarcocha.

En la rendición de cuentas de la municipalidad, la Alcaldesa dijo que en 2020 “teníamos muchas expectativas, sobre todo administrativamente hablando”.

Detalló que al inicio del año anterior empezaron con procesos de contratación pública como la contratación del servicio de amplificación, tarimas, etc, porque se preparaban para los eventos culturales en las diferentes festividades del año. Asimismo, se tenía previsto la construcción de 23 aulas en escuelas fiscales, el mejoramiento de espacios deportivos y recreativos, adoquinados en varios sectores.

Estos procesos se subieron en los meses de febrero y antes de que se declare el estado de emergencia, por un valor de 3 millones 506 mil dólares.

“Lamentablemente, luego tuvimos que dar de baja absolutamente todos estos proceso debido a la emergencia sanitaria”, dijo Scacco. Sin embargo, añadió que ahora, “afortunadamente hemos podido retornar todos estos proyectos que quedaron inconclusos”. Para la Alcaldesa, esta rendición de cuentas fue del año “más triste y trágico que la historia de la humanidad ha vivido”.

Asimismo, según el informe, hubo algunos procesos de contratación en tiempo de emergencia, “ya no miramos en el portal los adoquinados, ahora miramos la adquisición de insumos químicos para la desinfección en el cantón”. Al Municipio le costó aproximadamente 30 mil dólares, otro rubro importante es la adquisición de termómetros, pruebas PCR, etc.