Ibarra más limpia con ellos

Ibarra. Si no fuera por los ‘Escobitas’, la ciudad estaría llena de basura, ya que todavía existe la mala costumbre de botar basura a la calle.

Son 19 personas que se dedican a limpiar las calles de Ibarra. La jornada empieza a las 07:00, pero unos minutos antes ellos ya se alista con sus uniformes y equipos de trabajo.

La concentración de este grupo es en las bodegas del Municipio de Ibarra. Aquí, un bus manejado por Efrén Meneses, los espera para iniciar el recorrido.

Rutina. En la mañana, antes de subir al bus, todos corren para un lado y para el otro, unos a ponerse ese uniforme azul que los identifica como ‘Escobitas’ y otros están apurados terminando el pan con café.

Pero cuando ya están listos, don Efrén sale de las bodegas para dejar a uno por uno al sector que les toca barrer.

María Villarreal es una de las más antiguas de los Escobitas, tiene 50 años de edad y ejerce este oficio desde hace 20 años.

Usa la gorra azul que forma parte del uniforme y los guantes, pero asegura que las gafas no porque obstruyen su visión. La ruta del mes de octubre de María fue barrer las calles García Moreno, Flores y Oviedo, pero cuenta que donde hay más desechos es en la Sánchez, Pérez Guerrero, Obispo Mosquera y Bolí-var.

El trabajo de ellos es barrer solo las calles y parques, pero María indica que “como somos escobitas estamos dispuestos para todo, porque para eso estamos preparados”.

Organización. El trabajo de estas personas, según Dayana Albán, directora de Gestión Ambiental, es duro porque la jornada de trabajo es de domingo a domingo, “siempre están con la disposición para ver esta ciudad limpia”.

Albán menciona que tienen varias rutas distribuidas de barrido, principalmente las calles del centro y las avenidas. Explica que la jornada comienza a las 07:00 en días ordinarios, pero en días de feriados o cuando hay eventos especiales, inician su trabajo desde las 04:00, pero siempre y cuando cumpliendo las ocho horas diarias. Consuelo Quilsimba también es parte de los escobitas, menciona que le gusta lo que hace porque “es una labor tranquila, ya que la puedo desempeñar sin que nadie me moleste”.

Además, dice que le encanta trabajar en grupo porque en el tiempo menos pensando terminan la jornada temprano.

Con este oficio también tuvo tiempo para terminar sus estudios, Consuelo se graduó recién de la escuela y ya empieza las clases para culminar el bachillerato.

19 son los ‘Éscobitas’ que se encargan de limpiar las calles de Ibarra desde hace más de 10 años. En la gráfica junto a Manuel Enríquez (d), responsable de Residuos Sólidos.
Don Efrén Meneses espera que todos los ‘Escobitas’ suban al bus para empezar el recorrido desde las 07:00.