Ibarra se mantiene en semáforo amarillo y con un “franco ascenso” de contagios

Ibarra continúa en semáforo amarillo para la próxima semana. Así lo decidió el Comité de Operaciones de Emergencia Cantonal la tarde de este viernes 26 de junio durante la reunión de evaluación.

Según Pablo Bolaños, epidemiólogo del Ministerio de Salud Pública, de los casos sospechosos por Covid-19 se han realizado 830 pruebas PCR, de las cuales 328 han sido positivas, con una tasa de ataque del 39,5%  similar al escenario de la semana pasada.

Para Bolaños lo que llama la atención es la tasa de letalidad que en Ibarra subió un 5,79 % con un incremento semanal de 13 a 19 fallecidos.

Según las cifras del COE cantonal en las 10 parroquias de Ibarra se han reportado 272 casos lo que constituye un ascenso franco en la ciudad. Las cinco parroquias con más contagios son: San Francisco con 76, Sagrario (46) Alpachaca (31), Caranqui (29), Salinas 21. Las otras cinco parroquias tiene menos de 20 casos. Según las cifras del Distrito 10D01 hay  una tendencia de 6 casos por día.

Salome Gordillo, del equipo de asesores médicos del COE explicó que estas cifras obedecen a que se han realizado más pruebas desde que se inició el cantón en semáforo amarillo.

En tanto al a tasa de mortalidad Gordillo explicó que desde el 11 de junio hasta la fecha se elevaron los decesos confirmados por Covid-19, de 10 a 19 en el cantón.

Entre las recomendaciones más importantes entregadas por Gordillo es continuar con las acciones de promoción de la salud generando conciencia ciudadana para el cuidado de la salud; realizar el control estricto de las medias de distanciamiento físico y uso de mascarilla; apoyar la gestión de insumos médicos a los hospitales del IESS y el San Vicente de Paúl; adecuar los espacios para recibir pacientes con coronavirus;  preparar las condiciones para el manejo de cadáveres y seguir en amarillo.

La ministra de Gobierno y vocera del COE Nacional, María Paula Romo anunció cambios en las medidas de restricción para los cantones que están en amarillo y en verde. Esta flexibilización dentro de la pandemia arrancaría desde el 1 de julio.