Ibarra figura entre los 10 cantones con más casos de coronavirus del país

Ecuador sumó ayer 112.906 casos positivos de coronavirus y 6.537 muertos por COVID-19, al cumplir seis meses desde que se registró el primer contagio de la enfermedad, el pasado 29 de febrero, informó el Ministerio de Salud Pública en su último informe oficial. Ibarra aparece en una lista entre los 10 municipios que más casos positivos han atendido hasta la fecha.

Sólo en el último día, el rubro de casos positivos para coronavirus se incrementó en 765, respecto a la cifra del viernes cuando fue de 112.141; mientras que en el apartado de muertos creció en 33.

En la zona norte
Un total de 103 casos nuevos se registraron en esta parte del país. Así que sumando las cuatro provincias la cifra llega a los 10.500 contagiados y 421 personas fallecidas confirmadas por Covid-19. Esmeraldas es la más afectada con 3.534 casos, le siguen Imbabura con 2.854, Sucumbíos con 2.197 y Carchi con 1.915.

En el resto del territorio

Pichincha acumula el mayor número de contagios con 23.726. Le sigue la costera de Guayas, con 18.736 casos positivos.
Luego asoma la provincia costera de Manabí con 8.414 contagios, cifra que supera a las de Azuay, que suma 5.361 casos, Santo Domingo de los Tsáchilas (4.498), Loja (4.375), El Oro (4.345). El resto de provincias tienen menos de 4.000 confirmados.

Con más de tres mil están Tungurahua (3.329), Los Ríos (3.220 y con menos de dos mil marchan  Cotopaxi (2.990), Imbabura  y Chimborazo (2.000).

Entre los municipios con más contagio figuran el de Quito, con 21.432 casos, casi el doble de Guayaquil, que le sigue con 12.724 contagios.

Detrás asoman las ciudades de Cuenca (4.379), Santo Domingo (3.749), Loja (3.600), Portoviejo (2.612), Ambato (2.557) y Machala (2.116).

El Gobierno ecuatoriano extendió el pasado 14 de agosto por 30 días adicionales el estado de excepción que rige en todo el territorio nacional desde el 16 de marzo, para atajar la expansión de la pandemia.

Ecuador se encuentra desde junio pasado en un proceso de reapertura y ha pasado del aislamiento masivo al distanciamiento físico con el levantamiento paulatino y coordinado de las restricciones impuestas al inicio del estado de emergencia.