Ibarra tiene su diagnóstico con fundamento en seis componentes

Ibarra.- Un extenso documento, de 591 páginas, recoge la actualización del Plan de Desarrollo y Ordenamiento Territorial (PDOT) del cantón Ibarra.

El mismo fue publicado en su portal web el pasado martes y contiene tres capítulos: Diagnóstico, Propuesta y Modelo de Gestión.

Componentes
Para el diagnóstico de la Ciudad Blanca se establecieron seis componentes y que son: el biofísico; el social y cultural; el económico productivo; asentamientos urbanos; movilidad energía y conectividad; y político institucional.

En base a estos conceptos se ha estructurado un nuevo modelo territorial considerando una proyección poblacional que según el INEC, supera los 220 mil habitantes en la capital imbabureña.

Uso del suelo y calidad del agua
Estos dos elementos articulados en el primer capítulo, han sido parte de constantes observaciones de diferentes sectores de la comunidad, en casos como la construcción del nuevo Mercado Mayorista y la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR).

Según el documento “El uso potencial de las tierras se define como el uso más conveniente que puede soportar el suelo en cuanto a su aprovechamiento”; pero en el caso del espacio considerado para el nuevo mercado, se intenta expropiar tierras que son altamente productivas en San Antonio de Ibarra.
El otro tema que preocupa a los ciudadanos es la calidad del agua de los ríos una vez que hasta este llegan las aguas servidas. Según el PDOT en Ibarra se identifica la cuenca del río Mira que a su vez contiene dos Subcuencas, la del Río Chorlavi y del Río Tahuando.

Este último recibe, en una parte, la carga de las aguas residuales que son tratadas en la PTAR. Su calidad ha sido puesta en duda por los moradores del sector debido a los malos olores que se generan en la zona.

La Movilidad
Otro tema del plan y que también está en debate es la aplicación “emergente” de nuevas ciclo rutas y la efectividad de sus trazados. Se trata de un proyecto emblemático de la Empresa Pública de Movilidad y que impulsa una movilidad amigable con el ambiente a través del uso de la bicicleta, aunque hay reparos a los sitios donde se ubicaron estas vías.

Entre otros componentes que constan en el diagnóstico figuran la migración, el mercado laboral, el desarrollo económico, Patrimonio, turismo y gestión.