Humorista, radiodifusor y futbolista

Ibarra. El nombre de Pablo Guasgua Montenegro puede sonar desconocido para muchos, pero si mencionamos el apelativo de “Ponchito”, sin duda, muchos saben de quién se trata. Él, además de ser un reconocido humorista y un radiodifusor imbabureño, también es uno de los personajes “ocultos” que tiene el balompié a nivel barrial en la provincia de Imbabura.

Antecedente. Y el rey de los deportes sí que es otra de las pasiones de “Ponchito”, quien es prácticamente un personaje multifacético.

Por ejemplo, el pasado sábado ni medio terminó el programa radial que tiene en Radio Los Lagos, salió como “alma que lleva el diablo” al estadio de la Liga Jesús del Gran Poder, ya que su equipo, el Club Deportivo Básico Grupo Corporativo del Norte (GCN), lo necesitaba en la cancha, debido a que estaban incompleto.

Talismán o no, “Ponchito” llegó al segundo tiempo, jugó 35 minutos y el elenco corporativo ganó por 2 a 1 al Nacional.

Sus inicios. El romance de Pablo Guasgua con el fútbol barrial arrancó en su niñez, cuando don Ramón Guasgua, su padre, le inculcó ese amor por el deporte y la pasión por la Liga Deportiva Universitaria de Quito. A los 13 años de edad, “Ponchito” se vinculó a su primer equipo de fútbol barrial. Se trata del Nor-Color de la Liga Deportiva Las Palmas. Desde entonces, ha jugado en cuanto club y liga ha podido. Además, de los torneos sénior y abiertos, ha actuado en los provinciales de balompié en la categoría máster y en la Súper Máster.

Reacción. “El fútbol barrial es pura diversión. El fútbol barrial es aporte, ya que uno no gana nada, pero en donde sí se goza”, mencionó Pablo Guasgua, quien también es artesano.