Huertos Familiares, una zona con grandes proyecciones

IBARRA.- Un recorrido muy vistoso es el que ofrece el tramo de la avenida 13 de Abril con una ciclovía, un parterre bien cuidado y calles que se combinan entre adoquinadas y de tierra. Para muchos recorrer esta vía, la columna vertebral del barrio, es recordar al Ecuador, porque cada calle evoca una localidad. Estamos por Quito, pasamos por Ibarra, Tulcán, Esmeraldas, Manabí, Guayas, El Oro, Azuay, Zaruma, Morona Santiago… todo un país dentro de un vecindario.

El anillo vial (13 de Abril) trajo una mayor expectativa de crecimiento al barrio, con la visión de convertirse en uno de los más grandes, quizá el mayor de todo el cantón.

Solamente en un año se construyó más de un conjunto habitacional, dice su vicepresidente Roberto Diaz quien mira al barrio con una enorme proyección. Con esto coincide la presidenta Gloria López quien anhela que Huertos Familiares se transforme en un polo de desarrollo comercial como lo ha sido, por ejemplo el barrio Los Ceibos, en el sur de Ibarra.

Para este año se espera la instalación de una cámara de videovigilancia en la intersección de la avenida 13 de Abril y El Oro, muy cerca de donde funciona la cárcel de menores cuya presencia ha generado muchos debates entre vecinos.

Muy cerca está el Instituto Superior Tecnológico “José Chiriboga Grijalva” ITCA, la U.E. Yahuarcocha entre otros.Otro inconveniente que tiene Huertos Familiares es la vialidad. Para la presidenta del barrio, si bien es cierto el asfaltado y ampliación de la Av. 13 de Abril a cuatro carrilles trajo desarrollo al barrio, también deja una zona de peligro ante el exceso de velocidad de los buses y automóviles livianos “No existen rompe-velocidades ni cruces peatonales”, dijo.

Cuando el barrio recién se formó, a principios de los años setenta, eran propiedades extensas de familias, quienes dividieron los terrenos para sus hijos y esta es “quizá” una de las razones por las cuales se adoptó el nombre de “Huertos Familiares”, para esta zona. Lo curioso es que ahora de huertos queda poco. Desaparecieron las áreas verdes para los vecinos. Los pocos que quedan están en propiedad privada.

La directiva del barrio tuvo un acercamiento con el Municipio para conseguir que se cumpla con la norma del Cootad, de tener un espacio verde adecuado al crecimiento poblacional.

Ellos solicitan ocupar el espacio en donde funciona una cantera, (antes conocido como la Loma del Churo)que según los vecinos es de propiedad municipal y que todavía no se ha recibido una respuesta favorable. Otra propuesta de canchas está en planos pero su extensión no abastecería a la necesidad del barrio.

“Hasta eso los vecinos deben salir al Parque del Avión o al Ciudad Blanca para jugar y hacer deporte, dijo Roberto Díaz.

El llamado para los vecinos es a cuidar el agua potable ya que los tanques de Azaya abastecen no solo a Huertos Familiares sino a parte de Priorato y es habitual que la presión del agua descienda o que se seque.