Hospitales de Ibarra estarían llegando a su capacidad frente a la emergencia sanitaria

Ibarra.- “No hay que alarmar a la gente, pero hay que seguir diciéndole la verdad, nuestro sistema sanitario está al filo. Si mañana esto se incrementa vamos a tener serios problemas”, dijo el prefecto Pablo Jurado durante la reunión del COE Cantonal, donde analizaron la situación actual frente a la emergencia por la pandemia mundial de la Covid-19.

Además, señaló que “necesitamos ser reales señores, hay que refrigerar un vagón de la empresa de ferrocarriles o un contenedor para que sea una morgue de emergencia”, aclaró.

Jurado también explicó que la morgue del hospital San Vicente de Paúl está llena. “En cualquier momento los señores de la fiscalía van a negarse porque nadie va a querer exponerse en un lugar donde hay cuerpos o personas que murieron con Covid-19”.

El prefecto insistió en: “si nos seguimos relajando o no tomamos las precauciones tengan la seguridad que de aquí en 15 días estaremos en otra realidad, y creo que nadie espera eso. Esperemos que la actitud y comportamiento de las personas sea de la mejor manera”, agregó.

Entre los pedidos que hicieron los representantes de los hospitales del IESS y San Vicente de Paúl, son insumos de bioseguridad, camas y respiradores para pacientes con Covid-19.

Por su parte, la doctora Salomé Gordillo, de la Unidad de Asesoría Médica, aseguró que los hospitales San Vicente de Paúl y del IESS, están llegando a su capacidad, “sus camas en verdad están siendo ocupadas, no tenemos una gran cantidad de camas y eso lo hemos conocido desde el principio”, dijo.

Gordillo manifestó que “hay que considerar que necesitan el cumplimiento de ciertos ofrecimientos, precisamente de que se entreguen más respiradores e insumos que requiere el personal de estos dos hospitales”, precisó.