Horarios de atención en el mayorista de Ibarra se normalizan

Son más de 700 comerciantes del mercado Mayorista que también se sintieron afectados por la pandemia del coronavirus. Aseguraron que las ventas aumentaron en tiempos de cuarentena, pero ahora, con la nueva ‘normalidad’ ha ido disminuyendo.

Los vendedores mencionaron que el desorden de la informalidad o las ferias que se realizan en Otavalo sin ningún control, ha afectado sus negocios últimamente.

Ayer, como es común los lunes y jueves, se realizó la feria y tanto el distanciamiento como la aglomeración no se respetaron, solo el uso de mascarilla. Sin embargo, el horario de atención también se está normalizando de a poco.

Para Iván Lara, gerente general de Comercibarra, “las ventas están mejorando”. El horario de atención se está retomando de a poco y “lo importante es que en el proceso de la pandemia, no hemos parado de ofrecer productos agrícolas de primera necesidad a toda la región y el país”.

Además, señaló que se encuentran atendiendo con los protocolos de bioseguridad ante la pandemia para evitar contagios. “Nos encontramos en constante vigilia para que el servicio se vaya normalizando de a poco”, agregó Lara.

Durante el estado de excepción y mientras duraba la cuarentena los días de feria también se mantuvieron. Aunque según Lara, la única diferencia fue que se aplicaron horarios restringidos. La atención normal del mercado ha sido de 04:00 a 22:00 de lunes a domingo, pero este se cambió de 05:00 a 12:00, luego hasta las 14:00 y 18:00.

Ahora, de acuerdo al gerente de Comercibarra, empresa encargada de administrar el Mayorista, los horarios son desde las 04:00 hasta las 21:00. “Eso significa que vamos volviendo a la nueva normalidad”.

Los días de feria (lunes y jueves), según Lara, son días fuertes donde el espacio del mercado se vuelve pequeño. Sin embargo, manifestó que también se prevé fortalecer un día más de feria que serían los miércoles.

Lara también explicó que la infraestructura del mercado fue construida para 200 comerciantes, “eso significa que estamos en una perspectiva de hacinamiento con más de 700 comerciantes permanentes, y estos días de feria hay una afluencia con todos los usuarios de 2.000 a 3.000 personas”.

Asimismo, comentó que en coordinación con la alcaldesa Andrea Scacco se espera seguir retomando el proyecto del nuevo mercado Mayorista.

“Esperemos que el tema económico se mejore y la idea es seguir pensando en ese sueño del nuevo mercado”, agregó Lara.

Remigio Néjer trabaja en el Mayorista desde hace 20 años, contó que a raíz de la pandemia sufrieron afectación, pero actualmente ya se están normalizando.

“La comercialización si está afectada porque hay otros mercados y la informalidad también está afectando bastante”, dijo Néjer.

De la misma forma añadió que como comerciantes se están organizando para poder controlar el comercio informal. “Estamos tomando las riendas de este mercado. Las autoridades siempre se manejan con el tinte político, pero nosotros que somos los afectados directamente estamos organizándonos para tomar el control del mercado de manera definitiva”, aseguró Remigio Néjer.