Hombres se mataron en una moto

Yerman Castillo y Misael Nazareno murieron la madrugada de ayer en un trágico accidente de tránsito. El percance sucedió alrededor de las 00:45 en Lita.A un costado de la calzada y bajo un talud entre la maleza yacían los cuerpos inertes y ensangrentados de los infortunados. Según información policial, los ciudadanos se movilizaban en sentido sur – norte con destino hacia Lita desde Ibarra. Al pasar por el control militar ubicado en el tramo, los uniformados dijeron a la Policía que observaron a los hombres cuando se movilizaban a bordo de una moto marca Suzuki 100, color vino tinto y que no llevaban colocados casco de protección. Un agente del Servicio de Investigación de Accidentes de Tránsito, SIAT, arribó al sitio y verificó la presencia de los cadáveres a un lado de la carretera. Entre hierbas y tierra estaban los fallecidos. Según el experto policial del SIAT, el exceso de velocidad ocasionó una pérdida de pista que hizo que los ciudadanos impacten contra el talud pasando por un tronco de madera que se encuentra en el sitio. El deceso de los ciudadanos fue instantáneo ya que no contaban con cascos ni seguridad alguna en su cuerpo. Personas que se encontraban por el lugar se acercaron y comunicaron el particular a la Central de Emergencias ECU – 911 quienes despacharon a las unidades de socorro. Efectivos de la Unidad de Policía Comunitaria de Lita se encargaron de cercar el lugar del percance brindando seguridad. En el informe policial consta, que la motocicleta en la que los hombres viajaban no fue hallada en el sitio. Uno de los faros de la moto quedó como evidencia del desastre. Familiares de los occisos refirieron a los policías que conocieron que desde la tarde del día anterior, los fallecidos, supuestamente, estaban ingiriendo bebidas alcohólicas. DOLOR Personal de la Unidad de Apoyo de Criminalística, UCM, también fue convocado para realizar el traslado e ingreso de los cuerpos en la morgue del hospital San Vicente de Paúl, HSVP, de Ibarra. Allegados y conocidos de los muertos llegaron ayer al anfiteatro de la casa de salud pública para conocer el resultado de la autopsia y retirar los cadáveres.