Historias de medicina ancestral en un libro

libroOTAVALO.- Historias de vida de hombres y mujeres de sabiduría de la medicina ancestral es el nombre del libro que se presentará a nivel nacional, para reconocer el talento de los sabios ecuatorianos pertenecientes a los pueblos y nacionalidades. Tres personajes otavaleños formaron parte del documento.


El jueves 12 de mayo en el centro cultural Kinti Wasi, La casa del Colibrí, se desarrollará el lanzamiento con la presencia de líderes del pueblo kichwa y gente de la comunidad.
El Distrito de Salud 10D02 Otavalo-Antonio Ante es la entidad encargada de dirigir el ritual con el acompañamiento de sabios indígenas. Consuelo Quimbo, directora de salud del sector, indicó que se siente orgullosa de ser kichwa y que con este libro se ha recopilado información que es trascendental para el futuro de las tradiciones.

MÉDICOS ANCESTRALES
Rafael Carrascal de la parroquia de Ilumán es uno de los otavaleños plasmados en el libro, él es un Yachak por tradición, en su familia se han trasladado los conocimientos de medicina ancestral por varias generaciones. Las curaciones las realiza tomando en cuenta las enseñanzas de su padre y de su abuelo, quienes eran reconocidos líderes de la comunidad.
Actualmente ejerce como presidente de la Asociación de Yachaks de Ilumán.
Josefina Lema es una de las curanderas más buscadas y reconocidas de la comunidad de Mojandita Avelino Dávila, en la parroquia de Eugenio Espejo, ya que conoce el arte de la medicina ancestral desde que era niña.
La preparación de remedios es una de sus especialidades, conoce el uso que se le puede dar a cada planta y hierba para la sanación. Es muy famosa por la forma en la que utiliza el cuy para hacer los diagnósticos de las enfermedades.
En Peguche, una parroquia rural que queda a cinco minutos de Otavalo, se encuentra a uno de los sabios más reconocidos del territorio, José Quimbo, a su casa llegan ecuatorianos y extranjeros que lo buscan para encontrar sanación y equilibrio espiritual.
La particularidad del sabio kichwa es que sana el cuerpo y el espíritu a través de la música. La entonación de instrumentos andinos, según sus visiones y sueños, son los que permiten llegar a mejorar la salud de sus pacientes. Son 30 historias plasmadas en un libro.