Historia recurrente

juan rualesSi Bolívar viviera, con seguridad se estaría enfrentando a la ultraderecha venezolana representada por Capriles,  mentada y teledirigida por la CIA y que no se resigna a la pérdida de sus insaciables gangas petroleras que se les terminaron con la nacionalización de PDVSA y al proceso de independencia encabezado por Hugo Chávez.

Cómo Bolívar no iba a estar de acuerdo con la  reducción de la pobreza del pueblo venezolano, precisamente gracias a que el gobierno retomó el control de la empresa petrolera para invertir sus utilidades en servicios sociales que la revolución Bolivariana ascendieron  a 772.000 millones de dólares, plata que antes iba al bolsillo de los que patrocinan la candidatura antibolivariana. Gracias a la Revolución Bolivariana, Venezuela ahora es el país  con el nivel más bajo de desigualdad. La pobreza  se redujo del 70,8% en 1996 al 21% 2010 y la pobreza extrema del 40% al 7,3%,  beneficiando a más de 20 millones de venezolanos. Cómo les va a gustar a los oligarcas venezolanos que la plata del petróleo que iba a sus bolsillos y al de sus amos,  ahora beneficie  a 2,1 millones de ancianos que reciben pensiones dignas para su vejez y que más del 6% del PIB se destine a la educación. En Venezuela,  la educación es gratuita en todos los niveles y modalidades y  el 72%  y el 85% de los niños asisten a guarderías y escuelas públicas respectivamente. Antes de Chávez, el 21% de la población era desnutrida; ahora, 5 millones de venezolanos reciben comida gratis, 4 de los cuales son niños, gracias a la revolución alimentaria bolivariana. Los detractores de este proceso deberían quitarse la venda de los ojos y revisar los indicadores de organismos internacionales; tal vez ahí se den cuenta de que su oposición a Chávez y a Maduro; no es sino una oposición al proyecto por el que Bolívar luchó y por el que también,  en su tiempo, tuvo liborios y traidores.

 

Juan F Ruales
juanf_ruales48@hotmail.com