Hidrátese adecuadamente por su salud

enp8-9Una hidratación adecuada del organismo es un requisito para la salud, y es esencial para la vida misma. El agua es el solvente que permite muchas de las reacciones químicas vitales del organismo y mantiene las funciones corporales.

Bebidas y alimentos que hidratan. Según el doctor Joaquín Merendes, con respecto a los alimentos que son fuente de líquido, se debe tomar en cuenta que las personas hidratan su cuerpo al tomar cualquier tipo de bebida y al ingerir alimentos que contienen agua de manera natural o agregada durante su preparación.
Los alimentos contribuyen un 20% en la ingesta total de agua, mientras que las bebidas representan el restante 80%.
El requerimiento de agua corporal depende del peso corporal de la persona y varía en diferentes etapas del ciclo de vida. Sin embargo, recientemente se han establecido pautas generales para una ingesta adecuada (IA) del agua total proveniente de bebidas y alimentos.

Recomendaciones. Por ejemplo, el experto señala que en condiciones normales ambientales y nivel de actividad, la ingesta adecuada para individuos sanos de 19 años o más es de 3.7 litros para hombres y 2.7 litros para mujeres, para niños de 6 años en adelante es de 1.5 litros, de la cual la mayoría debe ser obtenida de los alimentos. En el caso de los bebés, la lactancia proporciona los líquidos necesarios para el infante. Para los adultos mayores, se recomienda ingerir 2 litros por día, haciendo hincapié en ofrecerles alguna bebida, ya que la percepción de la sed se pierde a partir de los 60 años.

El doctor Merendes indica que el líquido consumido, independientemente de la forma, es absorbido por el tracto gastrointestinal y fisiológicamente actúa igual. Por lo tanto, no es la fuente de agua, sino la cantidad de agua que contiene un alimento o una bebida.

Hidratarse todo el año. Una buena hidratación es indispensable durante cualquier época del año. Durante el invierno, las actividades físicas suelen consumir mucha energía y el uso de ropa pesada también puede causar una pérdida significativa de líquidos a través de la transpiración.

Asimismo, al llegar los días soleados y calurosos del verano es normal que se realice más actividad física y se permanezca más tiempo bajo el sol, por lo que es esencial hidratarse correctamente.

{loadposition googleadv}