Hermanos: Transformar la rivalidad en algo positivo

Ibarra. Se suele hablar de la rivalidad entre hermanos pequeños, pero lo que se suele obviar es que hay personas que llegan a la vida adulta, sintiendo cierta rivalidad o celos hacia sus hermanos.

Normalmente son sentimientos tóxicos que se crearon en la infancia y que no se han solucionado con el paso de los años.

Experta. Norma Rueda, psicóloga mencionó que las rivalidades entre hermanos están muy relacionadas con los celos y envidias provocados por distintas situaciones.

“La rivalidad es algo normal y en un principio significa que los hermanos mayores intentan coger para ellos el trozo más grande de la tarta que para ellos es el afecto paternal. Hay momentos en los que estos sentimientos pueden convertirse en una pesadilla”, agregó la psicóloga.

La especialista manifestó de igual manera que aunque existan motivos que hagan que los padres se decanten de forma inconsciente hacia un hijo más que hacia otro, es algo que puede doler en el corazón. Duele porque se supone que los padres deben querer de forma incondicional pero equitativa a todos los hijos. No compitas con tus hermanos, no les culpes a ellos por ser favorecidos.

Los celos y la envidia pueden ser motivo de conflicto en las relaciones de hermanos a cualquier edad. A veces es la inseguridad de alguno de los hermanos lo que causa esta situación.