Hermana de Víctor Usiña: “Dicen que lo han visto en Otavalo”

Ibarra. “Mi hermano desapareció el 10 de noviembre al medio día. Víctor trabajaba en Atuntaqui, de cinco de la tarde a cinco de la mañana, y en el día trabajaba en Andrade Marín en otra panadería, él era panadero, pues ya llevaba en esta actividad por al menos 10 años, le encantaba su trabajo, es por eso que conocemos que en sus labores no tuvo nunca ningún tipo de problemas con nadie”, dijo Verónica Usiña hermana del joven desaparecido.

Parte de su testimonio. “Aparentaba no tener nada. Pero ahora que hemos estado indagando y averiguando sabemos que él tenía un cierto grado de depresión, dicen que en algún momento indicó que se sentía solo.

Nosotros claro nos basamos en la versión que nos da mi cuñada, ella dice que el sábado 9 de noviembre ha trabajado en la panadería hasta las 09:00 de la noche, a esa hora se le ha notado como que llega algo raro, conocemos que mi hermano le llamó al jefe para decirle que quería salir a dar una vuelta, pero le ha dicho que ya está muy noche que duerma nomas…”, dice Verónica.

“También esa misma noche había supuestamente llamado a la otra panadería buscando salir con alguien que quería como desahogarse de algo. Pero como no ha encontrado a nadie para salir ha decidio irse solo, sábado 9 de la noche y ha regresado el domingo 10 de noviembre a las 05:00, la esposa le había preguntado con quién tomó, y él le había respondido que ha comprado una botella y que se ha dedicado tomar solo”, dijo la cudadana.

La última vez que lo vieron. “Mi cuñada cuenta que ella ha salido a las 12:00 del domingo de la casa y que mi hermano ha quedado dormido y ella se ha ido a la casa de su mamá; sin embargo ahí cerca existe una cámara ojo de águila y según el reporte que nos entrega el ECU sale él a las 12:32 con 40 segundos. Presumimos que sale a esa hora porque ya tenía que irse a presentar al trabajo en Atuntaqui. Se le observa una cuadra antes de Atuntaqui, por unas cabinas allí existentes, en ese momento se nota que saca la cabeza en la esquina y mira hacia arriba de la calle, como que alguien le sigue. Eso se observa en las cámaras en la parada de Atuntaqui. Ese día, el 10 de noviembre no llegó al trabajo. Desde ahí desapareció y hasta ahora nadie sabe nada. En el video se le observa que sale con la mochila que siempre solía llevar.

La esposa de mi hermano cuenta que ha regresado a las 16:00, en ese momento el dueño de casa le ha dicho vino a buscarle un señor, él habría sido el jefe de mi hermano, don Franklin. El corrobora que mi hermano no fue a trabajar ese día. El teléfono de él ya dejó de sonar. Tiene el cabello grandes, tiene contextura alta y piel blanca. Ese día salió con una chompa jean oscura, un jean igual oscuro, una camiseta verde yuna gorra igual azul con negro”, dijo la joven mujer.

Termina señalando que: “Debo mencionar que la Fiscalía se está demorando bastante en la investigación. Imagínese que al mes y presionando nos entregaron los resultados de las cámaras. Al momento estamos el registro de las últimas llamadas, pero hasta ahora no tenemos ningún resultado, estamos esperando igualmente un certificado de la Superintendencia de Bancos y Compañías para ver si él tenía algunas cuentas, y si es que sacó dinero, pero hasta ahora no hemos tenido una respuesta”, dijo Verónica.

“Hemos compartido fotos hasta en Colombia, de igual forma lo hicimos en Guayaquil, Quito, Ambato, Riobamba y toda la provincia de Imbabura”. Finalmente la ciudadana dice que existe un pista de su hermano, y que supuestamente estaría en el cantón Otavalo.

“Unas personas nos dijeron que supuestamente le vieron deambulando por el sector del Colegio Otavalo, nosotros fuimos inmediatamente, indicamos la foto a unos señores y nos dicen que sí es mi hermano, pero que está como drogado, fuera de sus cabales, y con la ropa muy sucia y que supuestamente le han mandado saliendo de la cancha. Otras peronas también dicen que le han visto; sin embargo nosotros no logramos verlo por ningún lado”, concluyó.