08-03-2018 | 23:39

Ecuador y Perú planifican desminado humanitario en frontera común

    desminado
    Quito (EFE).- Mandos militares de Ecuador y Perú se reúnen desde hoy 8 de marzo hasta mañana en la capital ecuatoriana para planificar operaciones conjuntas en este año para el desminado humanitario en la frontera común, informó el Ministerio de Defensa ecuatoriano.

 

 

El encuentro tiene lugar en las instalaciones del Instituto Geográfico Militar (IGM) y está encabezado por el coronel Freddy Merizalde, comandante del Cuerpo de Ingenieros del Ejército ecuatoriano.

La delegación de Ecuador la complementan el teniente coronel Ignacio Fiallo, comandante del Batallón de Ingeniería número 68 "Cotopaxi" y de la Unidad de Desminado Humanitario, así como personal especialista en la materia.

El general de Brigada Wuillian Flores, comandante del Comando de Operaciones Terrestres y director de Desminado Humanitario, encabeza la delegación peruana conformada también por el coronel retirado Guillermo Carrillo, asesor de dicha unidad, y cuatro militares de alto rango.

Fiallo explicó que durante la reunión de hoy se planificaron las actividades que cumplirá la Unidad Binacional de Desminado, que opera desde el año 2015 en el sector de Tiwintza, en la frontera amazónica.

El comandante ecuatoriano dijo que se coordinan labores para que las acciones sean efectivas y cumplan con el objetivo de liberar de todo tipo de explosivos al emblemático sector de Tiwintza.

Ese fue uno de los puntos neurálgicos del conflicto armado que enfrentó a los dos países en 1995, por la disputa de un sector no delimitado de la frontera.

Las dos naciones andinas concretaron un acuerdo de paz y límites tras arduas negociaciones vigiladas por países garantes (Argentina, Brasil, Chile y Estados Unidos), que facilitaron el entendimiento final en octubre de 1998.

Fiallo explicó que con las tareas de desminado se prevé destruir unas 200 minas que aún se encuentran ocultas en ese sector de la frontera, lo que supone recuperar 7 000 metros cuadrados de terreno para que sean puestos al servicio de la producción y el desarrollo.

"Este proceso representa un compromiso, porque la tarea que realizamos es delicada y de alto riesgo, por lo que la planificación debe ser precisa y exhaustiva", remarcó.

Para mañana, los mandos militares de ambos países prevén suscribir un acta y el plan de acción de este año de la Unidad Binacional de Desminado Humanitario, precisa el comunicado del Ministerio. EFE

VINCULADO A

MÁS INFORMACIÓN