Hay reacciones por la suspensión de los trabajos de recuperación de “El Lechero”

lechero

Otavalo.- Las reacciones en redes sociales por la suspensión de los trabajos de recuperación de El Lechero desataron la ola de críticas en contra del Municipio que hizo el anuncio. A esta tendencia se suman los dirigentes de la comunidad de Pucará Alto, quienes salieron al paso por la posición municipal.


El jueves pasado en rueda de prensa se dijo que el tratamiento de recuperación al emblemático árbol, fue interrumpido por dirigentes de la comunidad Pucará Alto, quienes, de forma arbitraria e inconsulta, procedieron a retirar los implementos colocados para el rescate de la planta.

Ante este anuncio, los dirigentes de la comunidad salieron a desmentir las acusaciones.

“Ellos vinieron y pusieron unos químicos que le afectaron al árbol. Quedaron en regresar en tres meses y hasta ahora no vienen”, dice Chiri Lema, vicepresidente de la comunidad de Pucará Alto en la parroquia de Eugenio Espejo.

lechero1


Recorrido. Un equipo de EL NORTE llegó hasta el lugar donde se evidenció el deterioro de la planta. El 25 de octubre de 2017 el árbol fue quemado en un 80 por ciento. El acto fue catalogado por vandálico de parte de las autoridades y comunidad. La denuncia se puso ante la Fiscalía pero hasta el momento la investigación judicial no ha surtido efecto.

Realidad. De acuerdo al diagnóstico de María Vizcaíno, docente de la carrera de Ingeniería Forestal de la UTN, el 80% de El Lechero se encontraba afectado como producto del flagelo. “El tronco o fuste que sirve como sostén se encuentra carbonizado y no tiene médula; toda la parte del duramen (madera) está perdida y la zona de la albura, por donde circula la sabia bruta, está una parte viva”, explicó.

Con estos antecedentes se empezó con un proceso de recuperación que hasta el momento no ha logrado salvar al icónico árbol. Este ejemplar es parte de la especie de la EuphorbiaSP. Los indígenas de Otavalo lo llaman Pinllu.